Cristián Escalante, el pesista que había sido designado como abanderado de la delegación chilena en los Juegos Panamericanos, fue marginado del equipo que competirá en Guadalajara tras un caso de dopaje, según versiones de prensa.

Escalante, de 35 años, consumió methylhexamine, un energizante prohibido, aseguró la edición del miércoles del diario El Mercurio.

El Comité Olímpico de Chile (COCH) no ha confirmado la medida que afecta a Escalante, aunque anteriormente informó que el examen antidopaje había sido enviado a un laboratorio de Estados Unidos.

La AP contactó al COCH, pero no se confirmó la información al señalar que los máximos dirigentes del organismo ya se encuentran en Guadalajara, la ciudad mexicana donde el viernes se pondrán en marcha las competencias.

Aunque todavía falta por conocer el resultado de la segunda muestra, el COCH ya designó a un nuevo abanderado. Se trata del karateca David Dubó, campeón mundial en la categoría de 75 kilos y medalla de bronce en los Panamericanos 2007 de Río de Janeiro.

Dubó confirmó su designación como nuevo abanderado y manifestó el miércoles a Radio Cooperativa que "mentiría si como deportista alguna vez no lo soñé, independiente de como se dio la situación yo tengo un aprecio y un respeto importante por todos mis compañeros deportistas, los que han tenido una larga trayectoria".

Escalante, quien ganó una medalla de oro en los anteriores Panamericanos de Río, era considerado una de las cartas de triunfo del equipo chileno integrado inicialmente por 308 deportistas. El pesista había anunciado que tras Guadalajara se retiraría.

Otra baja en la delegación chilena para las justas en México, pero por lesión, es la del lanzador de disco Maximiliano Alonso, quien sufrió la rotura de un músculo pectoral en un entrenamiento.