Previo a las eliminatorias del Mundial, el técnico de Colombia Leonel Alvarez se daba por satisfecho con sumar siete puntos tras los primeros tres partidos. Luego del agónico triunfo 2-1 contra Bolivia, la ambición es un nueve de nueve.

Alvarez calculó que sacaría un punto en la visita a Bolivia en la altura de La Paz, seguido por triunfos como local ante Venezuela y Argentina el mes próximo.

El técnico cree que Colombia podría resultar beneficiada con la elevada temperatura y la humedad de Barranquilla, su sede en la costa del Caribe.

"Los tres puntos de La Paz son valiosos siempre y cuando ganemos en condición de local", declaró Alvarez. "Importantísimo vencer a Venezuela y después a Argentina, hacer respetar nuestra condición de local".

"Soy ambicioso, quiero tener una selección que se habitúe a ganar siempre", subrayó.

Pero también resaltó que es indispensable evitar un desmesurado optimismo: "Necesitamos tener los pies bien puestos sobre la tierra", indicó.

Sus jugadores están de acuerdo.

"La eliminatoria será muy complicada y larga, los equipos van en alza", dijo el arquero David Ospina.

"Los tres puntos son de gran valor y necesitamos obtener los que disputaremos en Barranquilla con Venezuela y Argentina", manifestó Radamel Falcao, autor del gol de la victoria ante Bolivia.

Alvarez contempla jugar con dos atacantes para el compromiso del 11 de noviembre ante Venezuela.

"El partido ante Venezuela lo planearemos de otra manera al de La Paz. Asumiremos riesgos, me gusta proponer (atacar) en condición de local, tengo los hombres para hacerlo y lo más seguro es que salgamos con dos delanteros", afirmó.

Teófilo Gutiérrez fue el único delantero nato en el duelo ante Bolivia y fue relevado por Falcao a los 78 minutos.

La estrella del Atlético de Madrid convirtió el tanto de la victoria en tiempo de reposición, mientras que el otro fue obra del debutante Dorlan Pabón a los 48 minutos.