Como una vitrina del cine internacional, el Festival de Londres abre el miércoles con "360", un drama acertadamente global que se mueve de Londres a Viena, Río de Janeiro y Denver, Colorado.

La película del director brasileño Fernando Meirelles ("Ciudad de Dios") cuenta con las actuaciones estelares de Anthony Hopkins, Jude Law y Rachel Weisz en una cadena de historias de amor entrelazadas, basada en la obra de Arthur Schnitzler de un siglo de antigüedad, "La Ronde".

El festival de dos semanas presenta más de 300 largometrajes y cortos de 55 países. Promete algo para cinéfilos y admiradores de celebridades por igual, incluyendo una doble participación de George Clooney. El astro de Hollywood dirigió y protagoniza el thriller político "The Ides of March" e interpreta a un padre indiferente obligado a reconectarse con sus dos hijas en "The Descendants" de Alexander Payne.

Las estrellas que se esperan en la alfombra roja van desde el comediante Seth Rogen hasta el enérgico actor dramático Michael Fassbender — quien interpreta tanto a un adicto al sexo en "Shame" de Steve McQueen como a Carl Jung en el drama psicoanalítico de David Cronenberg "A Dangerous Method".

Los filmes con raíces literarias incluyen la ópera prima de Ralph Fiennes "Coriolanus", basada en la obra de Shakespeare; la melancólica "Wuthering Heights" (Cumbres borrascosas) de Andrew Arnold, y "Trishna", versión india de Michael Winterbottom de "Tess of the D'Urbervilles" de Thomas Hardy, protagonizada por Freida Pinto.

Fundado en 1957 para mostrar lo mejor del cine mundial del año al público británico, el festival ha intentado últimamente hacerse un lugar en el calendario de festivales internacionales con películas más grandes y mayor número de celebridades.

Aunque la mayoría de las producciones ya debutaron en Sundance, Cannes, Toronto o Venecia, habrá 13 estrenos mundiales, la mayoría británicos.

Los platos fuertes incluyen "The Kid With a Bike", un drama de los hermanos Dardenne de Bélgica; la sátira sobre el Vaticano "Habemus Papam" del italiano Nanni Moretti; el éxito de Sundance "Martha Marcy May Marlene", protagonizado por Elizabeth Olsen como una traumatizada fugitiva de una secta; y el encantador homenaje al cine mudo del director francés Michael Hazanavicius, "The Artist".

El toque de controversia podrían ponerlo Madonna con "W.E.", su visión del romance entre el Rey Eduardo VIII y la divorciada estadounidense Wallis Simpson, ridiculizado por la crítica en su debut en Venecia; y Roland Emmerich con "Anonymous", en la que Rhys Ifans interpreta al verdadero autor putativo de las obras de Shakespeare.

El 26 de octubre el festival entregará el premio a la mejor película a los postulados en una corta lista, que incluye "The Artist", "The Descendants", "Faust" (ganadora en Venecia) y "We Need to Talk About Kevin".

El festival cierra el 27 de octubre con "Deep Blue Sea", con Rachel Weisz, Tom Hiddleston y Simon Russell Beale — una adaptación de Terence Davies de la obra de Terrence Rattigan sobre un triángulo amoroso en la posguerra.

____

En Internet: http://www.bfi.org.uk/lff/