Centenares de maestros paraguayos que se mantenían en huelga desde el lunes levantaron hoy esta medida, tras recibir el compromiso de las autoridades del Congreso de tramitar los aumentos salariales exigidos por este sector.

El ministro de Educación y Cultura, Víctor Ríos, informó a los docentes que se manifestaron ante la sede del Parlamento, en Asunción, que una subcomisión del Congreso que analiza el Presupuesto General del país para el año próximo se comprometió a introducir los aumentos requeridos.

Ese anuncio motivó el levantamiento de la medida de fuerza realizada en todo el país y que fue encabezada por la Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay (OTEP) y otros gremios del sector.

Esos sindicatos, que advirtieron que seguirán en asambleas permanentes a la espera del cumplimiento de la promesa, exigen una reasignación presupuestaria para que cada maestro perciba unos 70 dólares más por turno, así como la reposición de recursos asignados para reparaciones y obras.

Todas esas partidas, que totalizan 617.000 millones de guaraníes (149 millones de dólares), fueron recortadas por el Ministerio de Hacienda en el presupuesto general para el 2012.

La huelga contó un alto nivel de seguimiento, más del 90 por ciento, con lo que alrededor de 1.300.000 alumnos se quedaron sin clases en los últimos tres días, según fuentes sindicales citadas por los diarios asuncenos.