Las fuerzas revolucionarias capturaron algunos combatientes allegados a uno de los hijos de Moamar Gadafi en la ciudad natal del líder fugitivo, aunque no había confirmación de que el hijo también hubiera sido capturado, informó un vocero libio.

Jalal el-Gallal, un vocero del Consejo Nacional de Transición en la ciudad de Bengasi, dijo el miércoles que su oficina se comunicó con los comandantes en la ciudad de Sirte y "hasta ahora, según lo que sabemos, no hay confirmación de que Muatassim Gadafi haya sido capturado".

El-Gallal aludió a versiones de que el hijo hubiese sido capturado, lo que suscitó celebraciones en Trípoli y Bengasi.

Los combatientes revolucionarios tienen sitiada Sirte, la más importante de dos ciudades que todavía no controlan dos meses después de la caída de Trípoli. Funcionarios libios creen que Muatassim Gadafi y otras altas figuras del régimen depuesto se ocultan en Sirte y que a eso se debe la intensa resistencia.

Muatassim era el asesor de seguridad nacional durante el régimen de su padre y tenía un papel predominante en el aparato militar y las fuerzas de seguridad.

El jefe de gobierno de facto de Libia, Mustafá Abdul-Jalil, dijo el miércoles que esperaba declarar la victoria total en menos de una semana, lo que sentaría las bases para la formación de un nuevo gobierno interino que conduzca a la nación a elecciones dentro de un máximo de ocho meses.

"Espero que la liberación sea declarada en menos de una semana, después de liberar Sirte, y que en menos de un mes formemos un gobierno de transición en el que los jóvenes y las mujeres puedan tener participación", dijo Abdul-Jalil en una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro tunecino Caid Essebsi, que está de visita en Bengasi.

Gadafi sigue prófugo y sus partidarios también resisten en el enclave de Bani Walid en el desierto.