Después de haber asegurado su segundo título seguido en la Fórmula Uno, Sebastian Vettel no se da por satisfecho.

El alemán de 24 años tiene algunas asignaturas pendientes en las cuatro carreras que restan en la temporada, incluyendo varios récords personales.

A partir del Gran Premio de Corea el domingo en el circuito de Yeongam, el lado perfeccionista de Vettel tomará protagonismo en procura de mejorar el tercer lugar que consiguió en Japón el fin de semana pasado.

Por más que sentenció el campeonato, el tercer puesto detrás de Jenson Button y Fernando Alonso en Suzuka no le gustó para nada al piloto de Red Bull.

Es por eso que el bicampeón más joven de la historia de la F1 estará más motivado.

"Todos estamos felices por haber ganado el campeonato, pero no triunfamos (en Suzuka), así que tenemos otra posibilidad en las próximas carreras y queremos aprovecharlas", dijo Vettel.

Título aparte, Vettel no ocultó su fastidio por el tercer sitio en Suzuka, donde había ganado en los dos años anteriores.

Hay otras cosas que mantendrán ocupado a Vettel. Red Bull es el campeón vigente en el campeonato de constructores y mantiene una diferencia de 130 puntos sobre McLaren.

También están los récords personales. Con nueve victorias en 2011, Vettel precisa barrer las cuatra carreras que faltan para igualar el récord de 13 en una misma temporada y que actualmente ostenta su compatriota Michael Schumacher.

Vettel también busca obtener dos largadas más en primer lugar para emular el récord, por ahora de 14, en poder del británico Nigel Mansell desde 1992.

Y, de momento, Vettal figura cuarto en la lista histórica de podios en una sola temporada. Su 14to en Japón lo dejó a tres del récord de 17, fijado por Schumacher en 2002.