La empresa CNPC Manufacturing, subsidiaria de la estatal China National Petroleum Corporation (CNPC), inició las gestiones para la explotación petrolera en el estado brasileño de Sao Paulo, informó hoy la prensa digital.

El vicepresidente de la filial de la mayor explotadora asiática de petróleo y gas, Zhang Hanliang, se reunió el martes con el gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, para definir pautas y reglas de las inversiones chinas, cuyo monto no fue informado.

"China tiene un claro interés en el petróleo de la cuenca de Santos. Ya tenemos algunos aliados que ayudarán en el índice de nacionalización de piezas y equipos para tornar viable la explotación de Brasil", señaló Zhang en declaraciones publicadas en la edición en internet del diario Folha de Sao Paulo.

La cuenca de Santos forma parte del presal, un gigantesco horizonte de reservas de hidrocarburos en aguas profundas del Atlántico brasileño.

CNPC Manufacturing tiene un acuerdo con las brasileñas Asperbras y Brasil China Petróleo y con la china Baoji Oilfield Machinery para crear el consorcio Bomcobras, una firma especializada en grúas, andamios, torres de perforación, bombas, sondas y estructuras para la explotación petrolífera.

El consorcio definió 130 millones de reales (unos 74 millones de dólares) para la construcción de una fábrica en Simoes Filho, en el nororiental estado de Bahía, que deberá emplear 200 personas y entrar en operación en el segundo semestre de 2012.

En la primera reunión entre la compañía y el Gobierno regional se llegó a un principio de acuerdo para la intensificación de la capacitación de la mano de obra calificada a través de los centros públicos de educación técnica profesional.