Mientras el Congreso ratificaba el miércoles el presupuesto fiscal para el 2012, cientos de activistas protestaron frente a la sede del organismo para exigir que incrementaran las partidas destinadas a la educación.

Los manifestantes, entre los que se encuentran los sindicatos de maestros y campesinos, exigen que el gobierno destine 4% del producto interno bruto (PIB) a la educación básica y media, como lo establece la ley del sector, pero el proyecto de presupuesto destina poco menos de 2,5%.

Víctor Gerónimo, activista del Foro Social Alternativo, explicó que las manifestaciones afuera del Congreso continuarán para evitar que los legisladores "aprueben un presupuesto a su medida".

Aunque los diputados tenían previsto conocer el presupuesto la tarde del miércoles, el presidente de la cámara baja, Abel Martínez, anunció al comienzo de la sesión que el proyecto sería enviado a una comisión para su estudio.

"Al menos los diputados quieren guardar las formas", comentó a la AP Diana Lora, vocera de la Coalición Educación Digna, al recordar que el Senado, dominando por el gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD), aprobó el presupuesto el 5 de octubre, sin llevarlo a estudio y tal como lo presentó el Ejecutivo.

La coalición Educación Digna, que agrupa a más de 200 organizaciones sindicales, empresariales y civiles, calificó en un comunicado la actitud de los senadores como "un total atropello a la institucionalidad".

Lora reconoció que, aunque la cámara baja envió el miércoles la propuesta de presupuesto a una comisión de estudio, no está garantizado que los diputados lo modifiquen e incrementen las partidas a educación.

La Coalición demanda que el Congreso abra vistas públicas para conocer el presupuesto, pero no ha obtenido respuesta de la cámara de diputados.

Aunque el ley sobre educación estableció en 1997 que el gobierno debe destinar cada año al menos el 4% del PIB a ese sector, el presupuesto del 2012 sólo le destina 2,45%, explicó a la AP María Teresa Cabrera, dirigente del sindicato de profesores.

Todos los gobiernos desde 1997 sólo han invertido, en promedio, 2% del PIB a la educación media y básica.

La Coalición aseguró que mientras el gasto por estudiante en nivel básico en América Latina es de 1.177 dólares al año, en República Dominicana es de apenas 606 dólares. Según un estudio de Naciones Unidas, sólo el 61,3% de las escuelas tiene agua potable.

El presidente Leonel Fernández ha insistido que el problema de las escuelas no se soluciona sólo con más presupuesto, sino con una mejor planificación y gerencia.

Rudy González, vocero de la bancada en la cámara de diputados del Partidos Revolucionario Dominicano (PRD), el mayor de oposición, advirtió el miércoles que sus miembros propondrán recortar las partidas de la Presidencia para las de la educación.