El actual sistema policial local en México propicia la corrupción y es inviable para enfrentar la delincuencia, afirmó el miércoles el principal responsable de la seguridad pública del país.

El secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, dijo durante una comparecencia ante legisladores que de los 430.000 policías que actualmente hay en México, un 42,5% son agentes municipales que en buena medida tienen salarios bajos y sus atribuciones están más dirigidas a imponer infracciones y sanciones administrativas que a combatir el crimen.

"El modelo así diseñado es corrupto", señaló el funcionario, quien se pronunció por modificar el actual sistema policial.

García Luna señaló que los bajos ingresos propician que los policías se corrompan e incluso que el crimen compense sus necesidades salariales.

"Tienen un gran déficit salarial que rebasa por mes más de 1.200 millones de pesos (unos 90 millones de dólares)", dijo el funcionario.

El cálculo del déficit salarial fue hecho a partir de los ingresos de los policías y el salario mensual que la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP) considera debería ser la base y que estima en 10.000 pesos mensuales (unos 751 dólares).

Un estudio del Sistema Nacional de Seguridad Pública divulgado en septiembre señaló que en México las diferencias en las percepciones de los policías son bastante amplias: mientras un agente en el estado central de Aguascalientes puede ganar 18.173 pesos (unos 1.365 dólares) al mes, en el estado norteño de Tamaulipas apenas percibe 3.618 pesos (unos 271 dólares).

El gobierno del presidente Felipe Calderón, que desde el inicio de su mandato en diciembre del 2006 mantiene una ofensiva contra le narcotráfico, ha sostenido que es necesario profesionalizar a los cuerpos estatales y municipales, que son la principal fuerza policial.

"Hoy el estado de fuerza policial en la parte municipal es el 42% del país... (y) esta policía no tiene facultades de ley para combatir el delito; es decir, está prevista, precisamente, para sanciones o para faltas administrativas", dijo García Luna.

Señaló que es importante dotar a las policías locales de las facultades y las capacidades para enfrentar a quienes cometen delitos del orden común, como robo y extorsiones, y evitar que sean reclutados por grupos del narcotráfico.

México enfrenta desde hace varios años la violencia de carteles del narcotráfico, que en diversos momentos han sido señalados de corromper e infiltrar corporaciones policiacas locales.