Cerca de dos mil partidarios de la ex primera ministra ucraniana Yulia Timoshenko se han congregado junto al tribunal de Pechora (Kiev), donde se espera la sentencia a la líder opositora declarada hoy culpable de abuso de poder, mientras la policía acordonó la zona.

Según informes preliminares, los agentes de las fuerzas especiales de la policía "Berkut" lograron desplazar a los activistas que habían bloqueado el tráfico en la avenida central de Kreschátik, frente a los juzgados.

Yulia Timoshenko fue declarada hoy culpable del delito de abuso de poder.

El juez declaró que Timoshenko, excediéndose en sus facultades, impartió instrucciones para la firma en 2009 de acuerdos gasísticos con Rusia que supusieron para la empresa ucraniana Naftogaz pérdidas por 1.500 millones de grivnas, unos 188 millones de dólares al actual tipo de cambio.

La lectura del fallo continúa y puede durar varias horas antes de que se conozca la sentencia, toda vez que el magistrado ha ordenado varios recesos "técnicos" a lo largo de la mañana.

Desde el banquillo de los acusados, la ex primera ministra ha denunciado que la persecución judicial contra ella ha sido orquestada por el actual presidente del país, Víctor Yanukóvich, por motivos estrictamente políticos.

"La condena no la dictará el magistrado Rodión Kiréyev sino el presidente Yanukóvich", declaró Timoshenko en alusión a su implicación en la persecución judicial contra la ex primera ministra.