Dos de los 33 mineros que estuvieron atrapados bajo tierra durante 70 días en una mina de Chile pidieron hoy en Washington más seguridad en las minas de su país, a dos días de que se cumpla el primer aniversario de su mediático rescate.

"A raíz de nuestro accidente se ha empezado a mejorar la seguridad en las minas y tiene que seguirse avanzando en esto. Lo que nosotros queremos es que se respeten los derechos de los trabajadores chilenos, sobre todo su seguridad", dijo el minero Esteban Rojas.

Rojas y Luis Urzúa, jefe de turno en el momento del accidente, participaron en una rueda de prensa con motivo de las actividades organizadas por la Embajada de Chile en Washington para conmemorar que este 13 de octubre se cumple un año desde que los 33 salieron por fin a la superficie, una noticia que dio la vuelta al mundo.

Los 33 mineros quedaron atrapados a 700 metros de profundidad en la mina San José, en la región de Atacama, a causa de un derrumbe registrado el 5 de agosto de 2010.

En un principio se había anunciado la presencia del ministro de Minería de Chile, Laurence Golborne, que tuvo un papel destacado en el rescate, en la rueda de prensa de los mineros, pero finalmente no asistió, aunque si participará de otros actos previstos para hoy.

Urzúa, que fue el último en salir de la mina, se refirió a las cuestionadas medidas de seguridad del yacimiento e insistió en que "lo importante es que las personas competentes para ello están investigando cuáles fueron las causas del accidente".

En ese sentido, el agregado cultural de la Embajada de Chile, Nicolás Bär, destacó los esfuerzos del Gobierno de ese país por mejorar la seguridad en las minas, "sobre todo en las pequeñas como San José", para evitar un nuevo accidente.

Durante toda su comparecencia, Urzúa hizo hincapié en que el rescate dio al mundo un mensaje de "esperanza" y llamó a destacar los aspectos positivos y dejar a un lado las polémicas.

"Parte de la prensa quiere dividir al grupo, porque eso es lo que vende", se lamentó el minero, el cual se refirió así a las continuas noticias sobre rencillas entre los 33 mineros que han aparecido durante este año en los medios de comunicación.

El rescate sirvió una vez más hoy a Chile para erigir a los 33 de Atacama como símbolos del "valor, el coraje, y el tesón propios" del trabajador chileno, señaló Bär.

Bär definió el desenlace del accidente que dejó a los mineros atrapados en las profundidades de la tierra como "un milagro con ayuda humana".

En ese sentido, destacó la importancia que tuvo "la apertura de Chile" a la hora de recibir la cooperación internacional que devino fundamental para lograr salvar las vidas de los 33 mineros.

El rescate se convirtió en todo un fenómeno mediático a nivel mundial gracias a la intensa cobertura y a la retransmisión en directo de la salida de los 33.

"A veces me preguntan, ¿y si hubiera salido mal, con todas esas cámaras mirando? Y yo siempre respondo que esa transparencia es parte de la democracia. Y fuimos completamente transparentes", afirmó Bär.

El agregado cultural también admitió que algunas personas le preguntan por qué la embajada continúa haciendo eventos en Washington sobre el rescate de los mineros si "en Chile y en todo el mundo ya se ha hablado tanto del asunto".

"Yo siempre les digo que es importante rendir homenaje a la epopeya de estos hombres porque dejó muy importantes lecciones humanas", explicó.

Precisamente, Urzúa y Rojas dieron una conferencia por la tarde en el Museo Smithsonian de Historia Natural de Washington sobre el liderazgo y el trabajo en equipo, dos factores clave para su supervivencia y la de sus compañeros durante los 70 días que permanecieron atrapados bajo tierra.

Asimismo, hoy se estrenó un documental elaborado por la institución Smithsonian sobre un rescate sin precedentes que conmocionó al mundo entero.

Este museo acoge además desde el pasado 5 de agosto, día en que se cumplió un año del accidente de los mineros, una exposición que cuenta, a través de sus objetos personales, la historia de supervivencia que protagonizaron durante dos meses.