El brazo ejecutivo de la Unión Europea presentó su plan más audaz para encarar la crisis de la deuda soberana, pidiendo a los bancos que aumenten temporariamente sus colchones de capital para soportar mejor la crisis.

Las propuestas que presentará el miércoles por la tarde el presidente de la Comisión Europea José Manuel Barroso oscila entre recapitalizar los bancos a reducir el monto de la deuda soberana griega, soluciones aguardadas con ansiedad por los mercados. la Comisión espera que los estados las adoptarán en su reunión cimera del 23 de octubre.

Empero, el plan encontrará reparos entre los 27 miembros del bloque, muchos de los cuales recelosos de aportar más fondos para socorrer a los gobiernos y bancos en apuros. El rechazo de Eslovaquia de los planes de la eurozona para aumentar el fondo de rescate fue el último y más notable ejemplo.

Los funcionarios dijeron que la Comisión, el brazo ejecutivo de la Unión Europea, considera el momento la oportunidad final para dominar la crisis de la deuda.

Antes de ser anunciado el plan, las acciones bancarias de toda Europa experimentaron una notable alza. En Francia, Societé Generale, muy afectada por la deuda soberana griega, vio subir sus acciones un 5%. Y en Atenas, el Alpha Bank vio saltar las suyas un 16%.

En la propuesta, que seguía siendo debatida por la Comisión el miércoles por la mañana, Barroso expondrá un plan coordinado para recapitalizar los bancos europeos al aumentar sus reservas con cargo a pérdidas en otras inversiones. Además, propondrá aumentar los poderes y la bolsa del fondo europeo de rescate para ayudar a los gobiernos afectados por la crisis e impedir que se extienda a Italia y España.

El bloque espera que los líderes de la UE, divididos sobre la forma de encarar la crisis, aceptarán la propuesta en su reunión de alto nivel el 23 de octubre.