Piratas frente a la costa de Nigeria capturaron un buque petrolero y secuestraron a los tripulantes, dijeron las autoridades el martes. El ataque es el más reciente contra cargueros en aguas al occidente de África.

El ataque ocurrió el sábado contra un buque con bandera de las Islas Marshall que navegaba a 90 millas náuticas de Lagos, la capital comercial de Nigeria, dijo Cyrus Mody, del Buró Marítimo Internacional. Los piratas tomaron control del barco y sus marineros, cuyo número se desconoce, agregó.

Mody dijo que no existía otra información sobre el buque ni su status actual, pero dijo que suponía que seguía bajo control pirata.

"Pensamos que los tripulantes están bien en estos momentos", dijo Mody.

El comodoro Kabir Aliyu, portavoz de la armada de Nigeria, identificó el barco como el MT Cape Bird y dijo que transportaba crudo o gasolina. Aliyu dijo que todos los navíos de la armada tienen órdenes de detener el buque si lo encuentran y arrestar a los secuestradores.

El ataque es apenas el más reciente en el Golfo de Guinea, que sigue la curva del continente desde Liberia hasta Gabón. En los últimos ocho meses, la piratería ha aumentado allí de robos armados de poca monta a secuestros y robos de carga, dijo la firma de seguridad danesa Risk Intelligence. En agosto, Lloyd's Market Association, un grupo de aseguradoras, incluyó a Nigeria, Benin y las aguas cercanas en la misma categoría de peligro de Somalia, donde dos décadas de guerra y anarquía han permitido florecer la piratería.

Los piratas en el occidente africano se han mostrado además más dispuestos a emplear violencia — golpeando a tripulantes y acuchillando a quienes se interponen. Analistas consideran que muchos de los piratas provienen de Nigeria, donde la corrupción en las agencias del orden permite el auge de la delincuencia.