El gobierno negó el martes que impulse una reforma constitucional para que la presidenta Cristina Fernández pueda aspirar eventualmente a un tercer mandato consecutivo.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, dijo al canal de televisión Telefe que la reforma de la carta magna es un "sin sentido" planteado por la oposición. "La discusión la han inventado... Si hay alguien que ha respetado a las instituciones ha sido Cristina Fernández desde cualquiera de los lugares que ha ocupado", agregó.

La constitución argentina permite la reelección presidencial después de un primer mandato, lo que según todas las encuestas Fernández conseguiría con comodidad en las elecciones del 23 de octubre. La mandataria peronista asumió la presidencia en 2007 y en diciembre completará cuatro años en el poder.

Pero la carta magna prohibe un tercer mandato consecutivo al establecer que el aspirante a presidente debe dejar al menos un periodo de cuatro años después de su salida del poder para pelear de nuevo por la primera magistratura.

Hace unos días, la candidata presidencial Elisa Carrió, de la opositora Coalición Cívica, afirmó que el también aspirante a presidente Hermes Binner, segundo en las encuestas, pactaría con el oficialismo una reforma constitucional para que Fernández pelee por otra reelección en los comicios de 2015.

Binner, del centroizquierdista Frente Amplio Progresista, ha negado reiteradamente que tenga esas intenciones aunque sí reconoció que es partidario de cambios que permitan que el actual sistema presidencialista derive en uno parlamentario. Este martes dijo a radio 10 que una posible reforma para eliminar los límites a la reelección presidencial "es un tema de otra galaxia".

"Si algún día se habla de reforma constitucional, el primer capítulo que hay que definir es el no apoyo a la re-reelección", afirmó.