La alta participación marcó hoy la apertura de las urnas para las elecciones presidenciales y legislativas de Liberia, las segundas tras la guerra civil que concluyó en 2003 y en las que los liberianos tratan de afianzar su frágil democracia.

Los colegios electorales, abiertos en su mayoría en el horario previsto (08.00 hora local y GMT), presentan largas y ordenadas filas de electores y en las primeras horas de votaciones no se han registrado incidentes, según las misiones internacionales de observación y la Comisión Electoral Nacional (CEN).

"La lluvia amenazó con complicar las cosas, pero incluso Dios se solidarizó con los liberianos, que necesitan una jornada electoral pacífica en sus segundos comicios, a pesar de nuestro violento pasado", dijo a Efe Peter Toby, un votante registrado en Monrovia.

El comisario de Policía Moses Vah, presente en el distrito 15 de la capital, aseguró que "el proceso va bien por ahora", mientras que Beatrice Wilson, del Departamento de Inmigración, precisó que "no ha habido violencia, ni sobornos y ningún candidato se ha acercado por los colegios para intervenir en el proceso".

Está previsto que la actual presidenta y candidata a la reelección por el Partido de la Unidad (UP), Ellen Johnson Sirleaf, vote en su condado natal, Bomi, a unos 50 kilómetros de la capital.

Las 4.457 urnas repartidas en 1.780 colegios electorales permanecerán abiertas hasta las 18.00 hora local y GMT, momento en el que "comenzará el recuento de los votos", según la CEN, que espera anunciar los resultados definitivos a lo largo de la semana.

Unos 2,5 millones de liberianos votan en unos comicios que las encuestas pronostican con un resultado ajustado entre la actual presidenta y flamante ganadora del Premio Nobel de la Paz, Sirleaf, y el aspirante del opositor Congreso por el Cambio Democrático (CDC), Winston Tubman.

Además de la primera mujer en alcanzar la Jefatura de Estado de un país africano y del sobrino del expresidente liberiano William Tubman, otros 14 candidatos, entre ellos 3 mujeres, aspiran a la Presidencia.

Aunque el órgano electoral liberiano no detalló cifras, la CEN apuntó que agentes de la Policía, del Departamento de Inmigración y de la Misión de las Naciones Unidas en Liberia (UNMIL) estarán presentes en todas las circunscripciones.

De hecho, el pasado 16 de septiembre, el Consejo de Seguridad de la ONU amplió por un año más el mandato de la UNMIL, que cuenta con más de 9.000 efectivos, ya que consideraron que puede jugar un papel importante, en materia de seguridad, ante las elecciones.

Según la CEN, casi 900 observadores internacionales de 36 organizaciones distintas, por casi 4.400 locales, se encargarán de hacer un seguimiento de la jornada electoral.

Se trata de las segundas elecciones presidenciales que se celebran en el país después de una devastadora guerra civil de 14 años que terminó en 2003.