El cineasta español Pedro Almodóvar presentó hoy su última película, "La piel que habito", junto a Antonio Banderas y Elena Anaya, en el Festival de Cine de Nueva York, en donde señaló que "espera sorprender" al público con su próximo filme.

"Espero sorprender y sorprenderme también a mí mismo con mi próxima película", dijo Almodóvar, tras el primer pase de la cinta durante el festival neoyorquino, al tiempo que también señaló que su próximo trabajo irá en otro registro diferente al del suspense psicológico de "La piel que habito".

La película se presentará oficialmente mañana en ese festival, que ya está en su 49 edición y que se clausura el próximo domingo, mientras que llega a las salas de cine estadounidenses el 14 de octubre.

"La piel que habito", que este año se presentó ya en los festivales de cine de Cannes (Francia) y de Toronto (Canadá), está protagonizada por Banderas y Anaya, y cuenta con las intervenciones de Marisa Paredes, Jan Cornet y Roberto Álamo.

Relata la venganza de un cirujano plástico, experto en implantes de piel, contra el hombre que cree que ha violado a su hija, así como la relación que el médico desarrolla con su víctima y victimario.

En España esa cinta ha sido recibida entre aplausos de unos y desconcierto de otros por la dificultad de los asuntos que aborda, entre ellos la identidad o las operaciones de cambio de sexo.

Almodóvar, durante un breve coloquio en el que intervino al término de la exhibición, señaló que para él este filme "fue completamente diferente. Algo bastante nuevo. No es una película de horror, pero de alguna manera me acerqué al género. Hay veinte minutos en la parte central que son así".

"El tema de la transexualidad se trata también de manera diferente", admitió el director de 62 años y de películas como "Atame" (1990), "Carne Trémula" (1997), "Volver" (2006) o "Los Abrazos rotos" (2009).

Banderas, por su parte, destacó que está "contento por haber vuelto a trabajar con alguien que en España ha roto todas las reglas" y con el que volvió a colaborar después de los años ochenta y sus participaciones en "Laberinto de pasiones" (1982), "Matador" (1986), "La ley del Deseo" (1987), "Mujeres al borde de un ataque de nervios" (1988) y "Atame" (1989).

El actor español, que en unas semanas estrena en EE.UU. su último trabajo como la voz de la película de animación "El gato con botas", se refirió a que interpretó "con contención" su personaje, una personalidad fría, que trabajó "como para darle la forma de un rompecabezas, sin establecer un juicio sobre él. Tenía que ser muy específico".

"Pedro no quería un personaje monstruo. Tenía que ser natural. En su mente (el médico) tiene una total desafecto por cualquiera. Es un megalómano", agregó Banderas.

Elena Anaya, por su parte, señaló que la primera vez que vio la película, "lloró" desde el primer momento y tuvo que verla de nuevo.

"Me gustó mucho. Es una película bella. Me gustó el personaje y el deseo de sobrevivir que tiene, su determinación para seguir viva, después de tantos años de sufrimiento", dijo la actriz de 36 años, que en Estados Unidos se dio a conocer por su participación en el filme de vampiros "Van Helsing" (2004).