Al menos once guerrilleros de las FARC murieron hoy durante un bombardeo de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) sobre un campamento en el departamento de Norte de Santander (noreste), informó el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

"En una acción, una operación militar y policial en contra de la cuadrilla 33 de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), han sido encontrados 11 cuerpos de miembros de esa organización. Se han incautado siete fusiles, tres morteros y tres lanzagranadas", precisó Pinzón a periodistas.

El alto cargo explicó que este es "el balance en uno de tres sitios" en donde se registra la operación, zona rural del municipio de Sardinata, fronterizo con Venezuela.

"Vamos a seguir actuando con total contundencia contra los grupos armados ilegales. No habrá descanso. La Fuerza Pública, los soldados y policías de Colombia, no tienen descanso. Están permanentemente actuando contra estas organizaciones y seguramente en los próximos días seguiremos viendo resultados adicionales", añadió Pinzón.

Por otra parte, el comandante de la Policía Antinarcóticos, general Luis Carlos Pérez, explicó que en área rural de Sardinata se registra esa operación conjunta entre la Policía Nacional, el Ejército y la Fuerza Aérea, en la que participaron aproximadamente 150 uniformados, con el apoyo de 15 aeronaves.

Dos de las aeronaves alcanzaron a ser impactadas con armas de fuego de los rebeldes.

El general Pérez señaló también que en las acciones dos policías resultaron heridos, pero están fuera de peligro.

Unas horas antes, pero en una carretera del departamento del Cauca, en el suroeste del país, la guerrilla de las FARC tendió una emboscada a un vehículo del Ejército y mató a siete militares.

Los uniformados fueron sorprendidos por los rebeldes cuando viajaban en busca de remesas para un batallón de la región.

Los militares se transportaban "en labores puramente administrativas, básicamente en busca de su remesa, de su comida", expresó Pinzón a la salida de un consejo de seguridad electoral en la escuela de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) en Cali, capital del Valle del Cauca, departamento vecino al del Cauca.

"Fueron atacados con explosivos, de manera cruel, en situación de indefensión", agregó el titular de Defensa.

Pinzón indicó que los militares que murieron eran dos suboficiales y cinco soldados.