Las acciones del proveedor de contenidos audiovisuales Netflix se disparaban hoy cerca del 6 % en la Bolsa de Nueva York después de anunciar que ha decidido dar marcha atrás en su decisión de separar los negocios de vídeo en "streaming" y de alquiler de DVD.

Tras haber subido alrededor del 9,5 % en los primeros momentos de la jornada bursátil en Wall Street, los títulos de la popular compañía, que ofrece a sus suscriptores películas y series de televisión que envía por correo postal e internet, ascendían cada una 6,5 dólares (5,55 %) cerca de dos horas después de la apertura.

Tras ese avance, sus acciones se cambiaban a 123,71 dólares, aunque acumulan todavía un descenso en su valor de alrededor del 30 % en lo que va de año.

Así reaccionaron los títulos de Netflix en la Bolsa de Nueva York, coincidiendo con una jornada de importantes subidas en el parqué neoyorquino, después de que la firma californiana anunciara que da marcha atrás en su decisión de separar los negocios de vídeo en "streaming" y de alquiler de DVD, como informó en septiembre.

Esa decisión supone que Netflix desecha la idea de crear Qwikster, la unidad que iba a implantar únicamente para gestionar su negocio de alquiler de películas por envío postal, al considerar que esta división "haría las cosas más difíciles" a los clientes.

Así lo anunció el consejero delegado de la firma, Reed Hastings, en el blog oficial de la compañía, donde aseguró que Netflix seguirá siendo "el único lugar al que dirigirse tanto para el 'streaming' como para los DVD".

"Eso significa que no habrá cambios: una sola web, una sola cuenta, una sola contraseña. En otras palabras, no habrá Qwister", aseveró Hastings, quien indicó que "los consumidores valoran la simplicidad que Netflix siempre les ha ofrecido y respetamos eso".