La actriz iraní Marzie Vafamehrha sido condenada a un año de prisión y a noventa latigazos por su participación en la película "Teherane man haray" (Mi Teherán a subasta), informó hoy la web opositora iraní "Kalameh".

Nada más conocer ayer la sentencia, dictada por un tribunal de Teherán, el abogado de Vafamehr interpuso recurso ante una instancia superior, añadía la web.

Vafamehr, esposa del cineasta iraní Naser Taghvai, fue detenida a finales de junio, según la misma fuente, por haber actuado en la película, que narra los problemas de una joven artista iraní para viajar a Australia.

Taghvai declaró a "Kalameh" que por su participación en el film, cuya producción contaba con permiso del Ministerio de Cultura y Orientación Islámica, se detuvo a otras personas, pero fueron puestas en libertad y sólo Vafamehr fue procesada.

Además, según su marido, Vafamehr está en la cárcel de Garchak, en Baramin, en la provincia de Teherán, un antiguo gallinero que no reúne las mínimas condiciones de habitabilidad.

La película la produjo hace cuatro años Garanaz Musavi, una ciudadana iraní residente en Australia, para su tesis universitaria, y en ella participaron estudiantes con permiso de las autoridades.

La cinta, que se presentó a varios festivales, llegó a Irán por vías desconocidas y se ha distribuido en el mercado negro, según Taghvai: "Antes se vendía a 12.000 riales (algo más de 1 dólar) y ahora, debido al proceso, se vende a 70.000 riales (unos 6 dólares)", dijo el director.

La presión sobre los artistas, en especial sobre las mujeres cineastas o actrices, ha aumentado en los últimos meses en Irán y varias de ellas han sido detenidas, procesadas y condenadas a diversas penas.