En vísperas de los comicios presidenciales y del aniversario de la muerte del expresidente Néstor Kirchner, las editoriales argentinas aprovechan el tirón electoral de su esposa y sucesora, Cristina Fernández, e inundan las librerías con títulos "K" para todos los gustos.

La vida y milagros de la mandataria, la gran favorita en los sondeos para las elecciones del 23 de octubre, y la herencia política de su esposo, se han convertido en un tema de moda en medio de una aburrida campaña electoral.

La marca "K" vende y las editoriales se han lanzado a hacer caja con títulos, a veces forzados, que incluyen la letra mágica.

Casi todo vale, desde las biografías hasta los ensayos sobre el gobierno "K", el proyecto "K", el estilo "K" o los negocios "K". Nadie quiere quedarse fuera de la fiebre "K".

Entre los textos favorables a los Kirchner se coloca en cabeza "La Presidenta, historia de una vida", de la periodista Sandra Russo, con más de 80.000 ejemplares vendidos.

Le siguen "El Flaco", una mirada del historiador José Pablo Feinmann sobre el presidente Néstor Kirchner (2003-2007), "El presidente militante", de Gabriel Pandolfo, o "El litigio por la democracia" del filósofo kirchnerista Ricardo Forster.

De la leyenda negra se ocupan títulos como "Él y ella", del periodista Luis Majul, o "La audacia y el cálculo", de Beatriz Sarlo.

Ni siquiera importa que los libros no aporten datos de último momento. Es el caso de "Kirchner íntimo", del periodista Daniel Miguez, una visión del expresidente que se remonta a 2003, cuando era gobernador de la provincia de Santa Cruz y aspiraba a ocupar la Casa Rosada, y "Señales del Bicentenario: el mandato de la historia", una recopilación de discursos de la presidenta.

Y menos revelador, si cabe, parece ser "Kirchner, el amo del feudo", escrito hace casi una década por el periodista Daniel Gatti, que no tuvo el éxito esperado y ahora se puede bajar gratis por internet.

Tampoco tiene demasiada importancia que su autor no sea reconocido precisamente por su verbo brillante, de ahí el éxito de "Zonceras argentinas" del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, que amenaza con una segunda parte tras vender decenas de miles de ejemplares.

El "boom" incluye temas relacionados de una u otra forma con los K, como "El recaudador", del periodista Omar Lavieri, sobre el polémico ex secretario de transportes de Kirchner, Ricardo Jaime, procesado por malversación, o "Pecado Original", de Graciela Mochkofsky, sobre la conflictiva relación del kirchnerismo con un poderoso multimedia argentino.

Los simpatizantes del peronismo pueden profundizar en la doctrina con "La patria sublevada. De Perón a Kirchner (1945-2010)" del periodista Alfredo Silletta, que se suma a otras "novedades" sobre el general: "Vida íntima de Perón", de Enrique Pavón Pereyra, su biógrafo personal, y "Juan Domingo", de José Ignacio García Hamilton.

En medio de esta maraña, los lectores parecen tener claras sus prioridades, con "una sensible tendencia de compra de los libros a favor del kirchnerismo, especialmente 'El Flaco' y 'La Presidenta'", explica a Efe Fernando de Lucci, librero de uno de los establecimientos de la emblemática calle Corrientes de Buenos Aires.

Este tipo de libros "se venden mucho. De ambos lados suele haber un público cautivo que viene a comprar libros para refrendar lo que ya sabía o para tener mejores argumentos para la próxima charla de política", apunta su colega Andrés Maldonado.

Frente a los títulos "K", la oposición trata de abrirse lugar en los mostradores de las librerías con temas como "La izquierda frente a la Argentina kirchnerista", de Christian Castillo, candidato a vicepresidente del Frente de Izquierda, o "La Argentina que viene", del radical Ricardo Alfonsín.

Aunque el deseo de dejar por escrito el ideario político puede pasar factura a corto plazo, como le ha ocurrido a la dirigente opositora Elisa Carrió, cuya propuesta, resumida en "El futuro es hoy", no parece haber convencido a los lectores a juzgar por el batacazo que sufrió en las primarias de agosto y que ha supuesto prácticamente el fin de su carrera política.