Más de dos mil personas, muchas vestidas con los trajes típicos de los pueblos originarios, marcharon el lunes en demanda del reconocimiento a los derechos de los indígenas de este país y a la devolución de las tierras que perdieron con la colonización.

La movilización se efectuó al conmemorarse este lunes el día del encuentro de los pueblos originarios, que reemplazó la tradicional del 12 de octubre del Día de la Raza.

Los manifestantes también enarbolaron carteles en los que repudiaron la represión que sufrirían los mapuche que demandan la devolución de las tierras.

"Hoy día conmemoramos lo que está sucediendo con nuestras comunidades, con la represión a nuestro pueblo, el encarcelamiento", declaró a la prensa Isolina Paillal, de la organización mapuche Meli Wixan Mapu, la principal etnia indígena de Chile.

Por su parte, el dirigente de la sureña y combativa comunidad Temucuicui, Jaime Huenchullán, señaló que la marcha era "en repudio a estos 519 años de colonialismo, de despojo, de persecución a lo que hicieron los españoles y continúa haciendo el estado".

La marcha concluyó con un acto artístico en una plaza céntrica. Algunos encapuchados intentaron continuar marchando hacia el centro capitalino, pero fueron impedidos por la policía.