El ejército disidente del Yemen liberó hoy al corresponsal de Reuters Mohamed Sudam, que también es traductor del presidente Alí Abdalá Saleh, tras las numerosas críticas de los medios de comunicación en el país.

La liberación se produjo después de que docenas de periodistas de medio yemeníes e internacionales protestaran delante de la sede de la opositora Primera Brigada Blindada, dirigida por el general desertor Ali Mohsen al Ahmar.

La marcha partió de la plaza Al Taguir, epicentro de las protestas antigubernamentales en Saná, hasta la sede militar disidente, donde el general Al Ahmar se reunió con los periodistas.

En dicho encuentro, el líder opositor pidió perdón por haber detenido ayer al corresponsal y añadió que esto había sucedido por error.

Previamente, fuentes de ese batallón disidente habían asegurado a Efe que Al Ahmar quería canjear a Sudam por algunos de sus seguidores capturados por la Guardia Republicana que encabeza el hijo del presidente Saleh, Ahmad Alí Saleh.

Además, las fuentes agregaron que Sudam fue detenido no solo por su condición de periodista, sino por su cargo como traductor del mandatario yemení.

El Sindicato de Periodistas del Yemen ha pedido que se evite la implicación de estos profesionales en los enfrentamientos que tienen lugar en el país entre las fuerzas progubernamentales y opositores.

El periodista fue capturado a primera hora de la mañana de ayer, domingo, cuando conducía su vehículo en dirección a su domicilio, situado en la capital yemení.