La antigua guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), actualmente en el gobierno salvadoreño, presentó hoy oficialmente a sus candidatos para las elecciones legislativas y municipales de 2012 y llamó a derrotar a los opositores.

El FMLN presentó a sus 84 candidatos a diputados y a sus 262 aspirantes a alcaldes durante la celebración de la XXVIII convención ordinaria del partido, la cual se llevó a cabo en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (Cifco), en San Salvador.

Aún "falta mucho por hacer" para "profundizar los cambios y ponerle más celeridad", dijo en su discurso el secretario general del FMLN, Medardo González.

"Hay que derrotar a las fuerzas oscurantistas que se oponen y obstaculizan, principalmente al partido Arena, sus aliados y el crimen organizado", agregó,

La Alianza Republicana Nacionalista (Arena) es el principal partido opositor en El Salvador, que en las elecciones de 2009 perdió el poder tras 20 años de gobernar.

La "derecha oligárquica", "representada por Arena, Fusades (Fundación Salvadoreña para El Desarrollo Económico y Social) y ANEP (Asociación Nacional de la Empresa Privada) no termina de aceptar que el país cambió" con el triunfo del FMLN en las elecciones de 2009, enfatizó González.

El FMLN va a las próximas elecciones con el propósito de "ampliar" el número de diputados y alcaldes, según han manifestado en varias ocasiones sus dirigentes.

Mientras que el pasado 25 de septiembre, ARENA, en el marco de su 30 asamblea general, aseguró que en los próximos comicios va a recuperar "los espacios perdidos" en 2009.

ARENA actualmente solo cuenta con 19 diputados, debido a que 13 desertaron y formaron su propio partido, Gran Alianza por la Unidad Nacional (Gana).

El FMLN cuenta con 35 puestos en la Asamblea Legislativa y pretende aumentar ese número.

Las elecciones de marzo de 2012 serán las primeras en las que el FMLN participará como partido en el gobierno, luego de triunfar en 2009.

Los próximos comicios se llevarán a cabo el 11 de marzo de 2012, y aunque la campaña oficialmente no comienza hasta el otro año, los partidos políticos ya iniciaron su proselitismo.