El embajador palestino en España, Musa Amer Odeh, ha dicho hoy que espera que la UE vote a favor de la petición de Palestina de formar parte de la ONU y también ha afirmado que no necesitan un muro de contención, "lo que necesitamos son puentes de entendimiento".

Amer Odeh ha dado hoy una conferencia en el club siglo XXI de Madrid, de título "Palestina, Estado 194", en la que ha repasado la historia de los distintos acuerdos entre palestinos e israelíes y la posible resolución del conflicto en un futuro.

El embajador ha asegurado que lo que quiere su pueblo es la paz con el Estado de Israel, pese a la ocupación de Israel declarada "ilegal" por los organismos internacionales, que humilla diariamente a los palestinos, ha dicho.

Odeh ha contado como hay unos 250 controles militares en Cisjordania, en una zona del planeta donde el clima es extremo tanto de frío como de calor y que existen calles de uso exclusivo para israelíes, "¿Pueden imaginar la humillación que supone?", ha preguntado a los asistentes.

El embajador ha relatado como 38 mujeres palestinas se han visto obligadas a abortar en dichos controles militares, debido a la imposibilidad de llegar al hospital y también se ha preguntado: "¿Qué amenaza suponen mujeres embarazadas sangrando?"

En referencia a los distintos acuerdos de paz, el embajador ha comenzado el relato por 1991 cuando tuvo lugar la conferencia de paz de Madrid y había menos de 200.000 colonos, cuando hoy hay más de 500.000, ha asegurado.

Odeh ha insistido en que los asentamientos y el muro de Cisjordania son hechos ilegales según las resoluciones de la ONU y el Tribunal de La Haya y ha denunciado que con el muro Israel se apoderó de recursos petrolíferos y de gas natural.

Después de las negociaciones de Madrid llegaron las de Oslo, ha continuado el embajador, en las que se negoció la construcción de un estado palestino independiente, que según las negociaciones debió ser fundado en 1999, "cosa que aun esperamos a fecha de 2011", ha afirmado.

También ha hablado de las negociaciones de Camp David, sobre las que ha dicho que lamentablemente llegaron en el final del mandato del ex presidente norteamericano Bill Clinton y a las que las partes llegaron sin la preparación adecuada, y esos fueron los motivos de su fracaso.

"Desde que Isaac Rabin fuera asesinado por un fundamentalista israelí, lamentablemente el proceso de paz está retrocediendo", ha reconocido el mandatario palestino.

El embajador ha finalizado el relato histórico para hablar de la situación actual, que se basa principalmente -ha dicho- en la petición de Palestina en convertirse en un miembro de pleno derecho en las Naciones Unidas.

Odeh ha asegurado que dicha resolución provocaría un avance muy significativo en las negociaciones de paz y la solución del conflicto palestino-israelí.

En ese sentido, ha pedido a la UE que vote a favor de la entrada de Palestina en el la ONU, estando a la altura de sus "principios" y beneficiando sus intereses estratégicos en la región.