Los parlamentarios andinos gestionan un documento en el que los presidentes de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) se pronuncien conjuntamente sobre el secuestro de una niña colombiana ocurrido en el departamento colombiano de Arauca, frontera con Venezuela, se informó hoy.

Así lo aseguró la parlamentaria andina colombiana Gloria Flórez, quien señaló a periodistas que la CAN está llamada a jugar un papel importante en el caso del secuestro de Nohora Valentina Muñoz, plagiada el pasado 29 de septiembre en la población de Fortul por dos desconocidos.

Flórez opinó que es "importante el pronunciamiento conjunto" de los presidentes de Bolivia, Evo Morales; de Perú, Ollanta Humala; de Ecuador, Rafael Correa, y de Colombia, Juan Manuel Santos.

Señaló, además, que como defensora de los derechos humanos ofrece sus desinteresados oficios para lograr la liberación de la estudiante, de 10 años de edad.

La parlamentaria andina colombiana se reunió este domingo con los familiares de Nohora Valentina, a quienes les expresó su solidaridad por la penosa situación que viven.

De otro lado, el obispo de Arauca, monseñor Jaime Muñoz, manifestó hoy que los templos católicos de la región tienen las puertas abiertas para recibir a la niña en caso de que los secuestradores quieran dejarla en libertad.

Agregó que los sacerdotes y demás representantes de la Iglesia Católica están dispuestos a cumplir con esa labor humanitaria.

En días pasados la Iglesia Católica, a través del Secretario General de la Conferencia Episcopal de Colombia, Monseñor Juan Vicente Córdoba Villota, también manifestó su disposición para "favorecer" la liberación de la menor.

También el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) se comprometió a ayudar a los familiares de la niña secuestrada a la búsqueda de un canal de comunicación con quienes la apresaron.

El sábado, cinco presuntos guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) murieron en enfrentamientos registrados en el caserío Las Malvinas, cerca en donde fue plagiada Nohora Valentina.

Este secuestro ha motivado otros pronunciamientos, como el del papa Benedicto XVI, al igual que de organismos no gubernamentales de Colombia y el exterior.

Por lo demás, las autoridades colombianas han desplegado un gigantesco operativo en la zona para lograr la liberación de la niña, al tiempo que investigan las veracidad de panfletos y un vídeo en el que el ELN responsabiliza del secuestro a las Fuerzas Armadas Revolucionaras de Colombia (FARC).

Las autoridades no han precisado si los autores del secuestro son guerrilleros, delincuencia común o bandas criminales (bacrim), pues todas actúan en esta región rica en petróleo.