El controvertido vínculo laboral del ministro británico de Defensa, Liam Fox, con un amigo personal vuelven a comprometer hoy al político al revelarse que éste hizo aparentes declaraciones contradictorias sobre esa relación.

Fox es el centro de una gran polémica por sus vínculos con Adam Werritty, quien al parecer le acompañó en viajes oficiales y tuvo acceso al ministerio sin tener la autorización de seguridad.

El dominical "The Observer" revela hoy un vídeo en el que muestra a Werritty participar aparentemente en una reunión con Fox y el presidente de Sri Lanka, Mahinda Rajapaksa, en un hotel de Londres el año pasado, si bien su amigo no trabaja para el Gobierno.

El responsable de Defensa ya había negado que su amigo estuviera presente en reuniones oficiales con dignatarios extranjeros.

Sin embargo, la filmación y las fotografías a las que ha tenido acceso el citado dominical británico parecen mostrar cómo Werritty le da la mano al presidente de Sri Lanka.

Según "The Observer", las imágenes parecen dar a entender que Werritty es parte de la delegación de Fox en la reunión con Rajapaksa.

El dominical señala que obtuvo la filmación, hecha por un canal de televisión de Sri Lanka, a través del blogero italiano Nomfup, y que tres fuentes distintas han visto la cinta y confirmaron que parecen ver a Werritty en la reunión.

Esta información pone al ministro en dificultades porque pudo haber engañado a la población sobre el alcance de la relación laboral con su amigo, dice el rotativo.

Este caso acapara hoy las portadas de los periódicos británicos y ha eclipsado el viaje que empezó ayer el ministro en Libia, donde se ha entrevistado en Trípoli con el ministro de Defensa del Consejo Nacional de Transición (CNT), Jalal al Digheily.

Según los rotativos, el amigo de Fox, Adam Werritty, le visitó hasta 14 veces en el ministerio durante un periodo de un año y medio y, además, llevaba tarjetas personales que indicaban que era asesor del ministro, si bien no figura en la plantilla del ministerio.

El mismo Fox, del Partido Conservador, ha ordenado una investigación interna para establecer si su relación con Werritty ha violado el código de conducta ministerial o la seguridad.

El primer ministro británico, David Cameron, ha pedido que las conclusiones preliminares de la investigación estén en su despacho mañana lunes, según su residencia de Downing Street.

La investigación está a cargo de Ursula Brennan, secretaria permanente del Ministerio de Defensa, que había fijado un plazo de unas dos semanas para entregar las conclusiones.

Según la prensa, Werritty ayudó a establecer un contacto en un hotel de Dubai entre Fox y una compañía interesada en venderle tecnología de cifrado de voz (para proteger las llamadas telefónicas) al Ministerio de Defensa.

Werritty fue el padrino de la boda de Fox en el 2005 y en el pasado los dos fueron compañeros de piso.