Los menores de quince años sí podrán asistir al concierto del cantante puertorriqueño Ricky Martin en Honduras del próximo 16 de octubre, luego de la rectificación de una comisión oficial de censura que en principio se los prohibía.

Hace dos días esa misma comisión, que depende del Ministerio del Interior y Justicia, había autorizado el concierto del astro boricua, pero con la restricción de no permitir el ingreso a menores de quince años.

La llegada de Martin a Honduras desató una polémica cuando la Confraternidad Evangélica de Honduras envió el pasado 26 de septiembre una carta al ministro del Interior, Áfrico Madrid, en la que expresó su preocupación por "el mensaje y ejemplo" que pudiera transmitir el cantante puertorriqueño.

"Nos preocupa el mensaje y el ejemplo que transmitimos en cada uno de los eventos que organizamos dirigidos a nuestra juventud, así como el modelo de familia que conceptualizamos a través de ellos", indica la misiva del grupo religioso.

Los evangélicos argumentaron en su carta que el recital tendrá lugar en un momento de la historia hondureña en que se requiere "levantar y cultivar los más altos valores cívicos y morales tendentes a consolidar y no debilitar la esencia misma de nuestra nacionalidad, de la familia".

Martin, de 39 años, vive con sus hijos gemelos, Valentino y Matteo, concebidos a través de inseminación artificial en un vientre de alquiler, y con su pareja masculina.

En medio del debate y la amenaza de vetar la llegada de Martin al país, intervino el presidente hondureño, Porfirio Lobo, quien desde Estados Unidos, donde se encontraba en visita oficial, dijo el miércoles que el espectáculo se celebraría en la fecha que estaba previsto.

La ministra hondureña de Justicia y Derechos Humanos, Ana Pineda, quien acompañaba a Lobo en Washington, expresó a medios locales que Martin podía ingresar a Honduras porque es un embajador del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y es una determinación del presidente Lobo.

Luego de esa declaración, la comisión de censura autorizó el concierto de Martin denominado Música + Alma + Sexo (MAS), pero con la restricción a los menores de quince años.

La decisión de la comisión de censura de nuevo incomodó a Lobo y este sábado se ha ordenado levantar la restricción a los menores de quince años, según un comunicado oficial.

El concierto de Martin se celebrará en el Estadio Chochi Sosa de Tegucigalpa.