El escocés Andy Murray, número cuatro del mundo, se alzó hoy con el título del Torneo ATP 500 de Tokio al imponerse en la final al español Rafael Nadal en tres mangas por 3-6, 6-2 y 6-0.

Después de un primer set en el que barrió al escocés, Nadal, defensor del título tokiota, se mostró incapaz de hacer frente al vendaval de juego de Murray, segundo cabeza de serie, que practicó en los últimos juegos un tenis casi perfecto.

En una pista central del estadio Ariake de Tokio completamente abrarrotada, Nadal, número dos del mundo, comenzó muy fuerte y arrolló a su rival en el primer set, pero Murray dio un recital de tenis y finalmente se hizo con el torneo después de más de 2 horas de partido.