La compañía española Técnicas Reunidas fue elegida hoy por el Gobierno de Evo Morales para construir en el sur de Bolivia una planta de separación de los componentes líquidos del gas natural, informó la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

La oferta española resultó ganadora entre seis propuestas presentadas a la convocatoria del proyecto, que tendrá un coste de 498 millones de dólares, señala un comunicado de YPFB.

El gerente de Plantas de Separación de Líquidos de YPFB, Gerson Rojas, destacó que la propuesta de Técnicas Reunidas es inferior en 25 millones de dólares al precio referencial del proyecto.

La petrolera boliviana y la empresa española tendrán 15 días para elaborar el contrato para la construcción de la planta, cuya entrega está programada para 2014.

Las propuestas descartadas fueron presentadas por los consorcios Aesa-Linde (Argentina-Alemania), OAS-Tecnimont (Brasil-Italia), Saipen-Sinopec (Italia-China) y Samsung-Hyundai (Corea).

La planta se instalará en la provincia Gran Chaco, en la región sureña de Tarija, fronteriza con Argentina, donde están los más grandes campos de gas del país, para separar los componentes licuables del energético que Bolivia exporta a Argentina.

Según YPFB, la instalación procesará 32 millones de metros cúbicos de gas por día y producirá 2.037 toneladas métricas diarias de licuado de petróleo y más de 2.000 barriles de gasolina.