Martí Quintana

El cantante español David Bisbal celebra ser padre porque le permite "transmitir más en el escenario", ya que ahora canta desde "otra serie de valores" y, como artista, debe "aprovecharse de eso" para dar lo mejor en las actuaciones, dijo a Efe antes de su presentación en Quito, dentro del tour 'Siempre más'

Bisbal es padre de Ella, nacida en febrero de 2010 fruto de su relación con Elena Tablada, de quien se separó el pasado junio de "mutuo acuerdo", según anunciaron ambos en un comunicado.

Inmerso en un tour latinoamericano, David Bisbal aterrizó en Ecuador para ofrecer un concierto "eléctrico" y "con mucha energía", desmarcándose de la actual gira en acústico, en la que revisita sus temas más exitosos en un formato mucho más sincero y maduro.

"Me dediqué en cuerpo y alma a este proyecto acústico, más tranquilo, más elegante y con un David desconocido", explicó el cantante de "Ave María", "Dígale" o "24 horas", quien actuará hoy en el Coliseo Rumiñahui de Quito, tras pasar con éxito por Guayaquil el jueves.

Para Bisbal, uno de los cantantes españoles de más renombre internacional tras casi una década en el candelero y millones de discos vendidos, trabajar en acústico era un reto y una ilusión.

"Tras los discos 'Corazón Latino' y 'Bulería', que eran más tropicales, me inicié en el pop. Hasta llegar a este sonido que era muy esperado para mí. Por mucho tiempo presenté este proyecto a la discográfica, y ahora es cuando lo estoy disfrutando realmente", dijo.

El artista de Almería se presentará en noviembre en el Teatro Real de Madrid para la grabación de un DVD acústico, en el que sueña con colaborar con grandes nombres.

"En mi acústico hay versiones de las mejores canciones de los últimos sesenta años, de artistas como Serrat, Armando Manzanero o Alejandro Sanz. Me encantaría cantar con ellos, es algo que está en mente y que ojalá pueda hacer realidad", confesó.

Bisbal tiene una maestría en colaboraciones, tras haber cantado con la ex Hannah Montana, Miley Cyrus, y colaborado con la mismísima Rihanna.

Y para futuros trabajos, Bisbal no elegiría ni a Lady Gaga ni a Britney Spears: "Por plantearme me plantearía a Beyoncé mismo, pero falta que quiera ella", afirmó entre risas.

El artista catapultado a la fama gracias a la primera edición del programa televisivo "Operación Triunfo", dijo ser a sus 32 años "el mismo muchacho con ganas de seguir evolucionando".

Bisbal tiene además una receta para no emborracharse de fama y aguantar las intensas giras: "Mis días libres los empleo para estar con mi gente, con las personas que me dan todo el cariño para seguir trabajando de nuevo. Así lo he hecho y así lo haré".

Poco dado a declaraciones más allá de su música, se solidariza con la situación de los 'indignados' españoles, un movimiento social surgido a raíz del descontento social y económico.

"Lo he vivido, tengo muchos amigos que están en esta situación de incertidumbre. Muchos tienen carrera y no pueden ejercer. Para esto se han organizado y se han plantado para mostrar su malestar. Lo apoyo porque tengo muchísimos familiares que viven en esta situación", señaló.

Respuestas como esas prueban que el 'triunfito' ha madurado, tal y como se refleja también en sus letras, pues en su último álbum de estudio "Sin mira atrás", de 2009, participó en la composición de la mitad de las canciones.

Y temas como "Mi princesa", en el que canta: "Acompáñame en el viaje, que volar solo no puedo", cobran ahora especial significado, tras su separación en junio de la diseñadora (y expresidenta de su club de fans de Miami) Elena Tablada.

"La canción 'Mi princesa' es como un cuadro abstracto, cada uno lo interpreta como quiere. Aunque sí es autobiográfica, yo sé lo que significa y me lo guardo para mí. Desde luego que sí, le sigo pidiendo que me acompañe, y que no me abandone nunca", respondió, misterioso, el artista. EFE

mqb/cma/is