El ex presidente de EEUU Bill Clinton afirmó hoy en Dublín que la crisis de la deuda está lejos de ser tan grave como la Gran Depresión, y calificó de correcta la decisión de Irlanda de no aceptar una cesación de pagos.

"La crisis global de la deuda no es ni de lejos tan mala como la Gran Depresión (de los años treinta)", resaltó Clinton en una intervención en el castillo de Dublín en el Segundo Foro Global de Economía Irlandesa.

Ante una audiencia integrada por políticos y personalidades famosas, entre ellas el cantante Bono, Clinton se preguntó "¿Qué hacer para poner la casa en orden?" y "¿Cuáles son las cosas que hay que hacer para ayudar a Irlanda a recuperarse?".

Clinton animó a los irlandeses a mirar hacia países como la India, que necesita infraestructura de todo tipo, o Brasil. Recordó, en este sentido, que las exportaciones de Irlanda han sido buenas y el país ha conseguido penetrar en el mercado chino.

Por otro lado, Clinton señaló que la producción industrial ya no es una actividad de mercado libre y se mostró favorable a que Irlanda busque el apoyo de compañías estadounidenses con mucho capital.

"Las multinacionales estadounidenses tienen dos billones de dólares y están tratando de determinar qué hacer con el dinero", comentó el ex presidente de EEUU.

El Segundo Foro Global de Economía Irlandesa, que empezó el viernes y concluyó hoy, ha sido un evento dirigido a reforzar la contribución de los empresarios irlandeses del extranjero en la recuperación de la economía de este país.

Durante dos días, 270 delegados y representantes de 40 países participaron en esta conferencia.

En su intervención de ayer, el primer ministro irlandés, Enda Kenny, admitió que su país tiene que hacer frente a retos sin precedentes, pero dijo que los irlandeses son "resistentes" y "siempre dispuestos a reinventar incluso nuestras propias ideas o quienes somos".

El "Taoiseach" (primer ministro) aseguró que el objetivo de su Gobierno es convertir a Irlanda, de aquí a 2016, en el "mejor país pequeño del mundo con el que hacer negocios".

El objetivo del Foro era tratar de identificar medidas encaminadas a generar inversión "extranjera directa", promover la cultura irlandesa más allá de sus fronteras y reforzar las exportaciones y el sector turístico.

Entre las prioridades del Gobierno destaca la creación de empleo y la recuperación de la imagen de Irlanda dañada después de la intervención en sus finanzas de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI) en noviembre de 2010.

Entre los empresarios participantes al evento figuran Willie Walsh, consejero delegado de International Airlines Group (IAG), dueña de British Airways e Iberia, y el ex consejero de Clinton Declan Kelly, director ahora del Fondo Americano Irlandés.