La empresa de renta de automóviles Hertz suspendió a 34 conductores musulmanes de sus autobuses en el Aeropuerto Internacional Seattle-Tacoma por rezar en horas de trabajo, se informó el viernes.

La compañía dijo que los conductores deben esperar a finalizar su turno de trabajo, bajo un acuerdo alcanzado hace dos años con la Comisión de Igualdad de Oportunidades Laborales.

Conductores dijeron al matutino Seattle Times que los enviaron a sus casas la semana pasada por rezar. El sindicato que los representa dijo que estaban negociando una revisión de la medida.

El sindicato representa a 79 conductores de Hertz, de los cuales más de 50 son musulmanes. Los musulmanes devotos rezan cinco veces al día.