Un médico acusado en Estados Unidos de trabajar para una agencia de espionaje paquistaní para influir en legisladores estadounidenses sobre la disputada región de Cachemira murió el viernes en Islamabad tras sufrir una apoplejía, dijeron autoridades médicas.

El vocero de un hospital, Azmatulá Qureshi, informó que el médico Zahir Ahmed, una de las dos personas acusadas de espionaje, falleció el viernes de la apoplejía que sufrió el 28 de septiembre.

El caso de Ahmed y de otra persona tensó las relaciones entre Pakistán y Estados Unidos.

La fiscalía estadounidense acusó a Ahmed de reclutar a personas para que actuaran como donadores que ofrecerían dinero a un grupo a favor de la liberación de Cachemira en Washington.

El dinero en realidad provenía del gobierno paquistaní.

Ahmed no fue arrestado en Pakistán y nunca hizo comentarios en torno a las acusaciones que pesaban en su contra. Poseía doble nacionalidad — estadounidense y paquistaní.