Alemania y Grecia firmaron el viernes un acuerdo destinado a impulsar las inversiones en este país adeudado y hacer que vuelva a crecer su economía.

El ministro de economía alemán, Philipp Roesler, y el ministro de desarrollo griego, Michalis Chrisohoidis, dijeron que el acuerdo era parte de una estrategia para ayudar a Grecia a lidiar con la crisis contribuyendo a su recuperación económica.

"Creemos que Grecia puede convertirse en un destino de inversiones muy importante", dijo Roesler, quien cumple una visita de dos días a Grecia junto con una delegación de docenas de empresarios alemanes. "Estamos transmitiendo el mensaje de que podemos implementar aquello que hemos decidido".

Roesler dijo que se han concretado acuerdos por valor de 2,5 millones de euros (3,36 millones de dólares) para crear empleos en Grecia y agregó que existía interés alemán de invertir en proyectos de infraestructura en el país por 1.500 millones de euros.

"Creo que el sector energético apunta verdaderamente al futuro de Grecia", afirmó Roesler.

El ministro alemán dijo que el acuerdo de inversiones establece un marco legal y despeja los obstáculos administrativos para ofrecer "un sentido de seguridad" a los empresarios que buscan invertir en el país. Agregó que el Banco Alemán de Desarrollo KfW está dispuesto a ofrecer su experiencia para crear un banco similar en Grecia a fin de apoyar los negocios medianos y pequeños.

Chrisohoidis dijo que el mes próximo se dará a conocer un nuevo programa que permita a los negocios medianos y pequeños más acceso a la financiación, mientras la Unión Europea trabaja para enmendar las regulaciones a fin de facilitar a Grecia la financiación de grandes proyectos de infraestructura y otros negocios.

El acuerdo también incluye una nueva herramienta de financiación por medio de un programa de KfW que ofrece respaldo oficial a empresas alemanas dispuestas a invertir en Grecia.