Los bancos españoles Popular y Pastor ultiman su fusión, informaron hoy a Efe fuentes financieras, motivo por el cual la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) -el organismo que supervisa los mercados bursátiles- suspendió sus respectivas cotizaciones en bolsa.

El Banco Popular confirmó que estudia hacerse con el control del Banco Pastor, por el que ofrece una prima del 35,7 % respecto al precio de cierre del jueves en bolsa para integrarlo en un mismo grupo.

En una comunicación remitida a la CNMV, el Popular confirmó la absorción del Pastor mediante una oferta a todos sus accionistas de 1,115 acciones de nueva emisión por cada acción del Banco Pastor.

Teniendo en cuenta el cierre de la cotización de la víspera del Popular, esto supone valorar cada acción del Banco Pastor en 3,92 euros (5,26 dólares), un 35,7 % más que los 2,89 euros (3,88 dólares) a los que terminó la entidad gallega el jueves.

Asimismo, implica valorar la totalidad de las acciones del Banco Pastor en aproximadamente 1.069,5 millones de euros (1.436,7 millones de dólares).

La suspensión de las dos entidades en la bolsa se explica "por concurrir circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones sobre los citados valores", explicó la CNMV.

En el momento de la suspensión, las acciones del Banco Popular subían el 1,34 % hasta los 3,56 euros (4,78 dólares) por título, y las de Pastor el 4,84 % hasta los 3,03 euros (4,07 dólares).

La capitalización bursátil del Popular se sitúa en los 5.000 millones de euros (6.717 millones de dólares) y la del Pastor en los 830 millones (1.115 millones de dólares).

Al cierre de junio último, el Popular contaba con unos activos totales de 130.398 millones de euros (175.176,6 millones de dólares), mientras que los del Pastor alcanzan los 30.955 millones de euros (41.584,9 millones de dólares).

En la misma fecha, Banco Popular tenía un plantilla de 14.111 empleados y una red de 2.222 oficinas, y el Pastor contaba con 4.124 trabajadores y 588 sucursales.