Dos pinturas coloniales robadas hace más de 13 años en una iglesia católica en el altiplano boliviano llegaron a La Paz y fueron presentadas el viernes por la ministra de Culturas, Elizabeth Salguero.

"Estos cuadros que fueron recientemente recuperados en Londres, gracias a las autoridades de ese país, serán inmediatamente restauradas", dijo Salguero en una rueda de prensa en la que presentó los cuadros coloniales.

El primero es un cuadro de San Agustín de Hipona y el segundo de Santa Rita de Casia del siglo XVII, ambos de estilo barroco, de autores anónimos.

Carlos Rua, encargado de restaurar las obras, informó que las imágenes de los cuadros son santos de la orden agustina que construyeron una iglesia en la provincia San Andrés de Machaca, fronteriza con el Perú.

Rua explicó que es posible que los cuadros hayan sido pintados por artistas locales, ya que son telas recicladas con lo que envolvían los equipajes que llegaban desde Europa en el siglo XVII.

La recuperación fue posible gracias a un comerciante de arte en Estados Unidos que afirmó haberlas recibido en consignación y dio parte al Registro de Arte Robado, una organización especializada en el robo de arte, informó el director de esa organización con sede en Londres, Christopher Marinello.

Hace 13 años las pinturas fueron sustraídas de la iglesia junto a otro 100 objetos.

En su momento las autoridades bolivianas denunciaron el robo a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO, a Interpol y otras organizaciones.

La embajadora de Bolivia en Londres, Beatriz Souviron, que concluye su gestión, fue quien trajo los cuadros en su valija diplomática.