El delegado regional del Comité Internacional de la Cruz Roja Mexicana (CICR), Bryan Donkin, dijo hoy en San Salvador que las Fuerzas Armadas de los países de Centroamérica deben evitar ocasionar "daños colaterales" al momento de combatir la delincuencia y el narcotráfico en sus naciones.

En la actualidad, en "Centroamérica y México (...) hay efectivamente una guerra contra los narcos" y aunque no es "una guerra formal (...) todavía hay ciudadanos de sus propios países que están afectados por las balaceras en las calles (...)", acotó.

"Por eso estamos involucrados en esta acción para evitar más daños colaterales a la población civil", dijo a Efe Donkin, tras concluir el seminario "Uso de la Fuerza para las Fuerzas Armadas".

Donkin, de origen sudafricano, añadió que el trabajo de seguridad "no es el lugar normal para las Fuerzas Armadas -pero- están involucrados", por lo que es necesario que conozcan cómo "operar en otras situaciones" distintas a la de un conflicto armado.

Reconoció que en la guerra contra el narcotráfico, y las nuevas tareas de seguridad pública, las Fuerzas Armadas también cometen violaciones, pero que "es difícil identificar cuántas son".

Donkin destacó que el CICR "está preocupado por el derecho internacional humanitario" y que por eso están capacitando a las Fuerzas Armadas de Centroamérica y República Dominicana para evitar que sigan cometiendo más violaciones.

Aunque las Fuerzas Armadas en Centroamérica tienen "mejor experiencia" que, por ejemplo, las de Brasil en el apoyo de seguridad policial, "hoy en día los países -del istmo y República Dominicana- van a mejorar" ese trabajo con este tipo de capacitaciones, destacó.

El propósito del seminario fue discutir sobre las diferentes amenazas que afectan a la región centroamericana y a la vez formar oficiales capaces de desenvolverse en todas las áreas del quehacer institucional, informó el Ministerio salvadoreño de la Defensa Nacional en un comunicado.

El evento, que se desarrolló desde el martes hasta hoy en San Salvador, contó con la participación de oficiales de El Salvador, Guatemala, Nicaragua y República Dominicana, y fue organizado por la Conferencia de Fuerzas Armadas Centroamericanas (CFAC).

"Centroamérica y el Caribe poseen las mismas amenazas y desgraciadamente tenemos limitados recursos para combatirlos", reconoció a Efe el secretario general de CFAC, el coronel salvadoreño Elmer Martínez.

"Las pandillas, narcotráfico y tráfico de armas" son las principales amenazas de la región, precisó.