El 58 por ciento de los israelíes judíos no comerá ni beberá durante la jornada del Yom Kipur, la más solemne del calendario hebreo, que comienza al atardecer de hoy, según una encuesta difundida horas antes del inicio de la jornada.

Elaborado por la asociación Gesher a petición del servicio de noticias electrónico "Ynet", el sondeo refleja que el 37 por ciento de la población judía no tiene intenciones de ayunar, mientras que el porcentaje restante aún no había decidido lo que hacer.

Con una muestra representativa de 504 judíos adultos de Israel y un margen de error de 4,4 por ciento, la encuesta revela también que el 55 por ciento de los entrevistados considera el Yom Kipur "un día de expiación y perdón".

Asimismo, el 11 por ciento cree que se trata de una buena oportunidad para "purificar el cuerpo", el 9 por ciento un "día de descanso obligado", y el 11 por ciento "ideal para montar en bici o ver películas".

El restante 17 por ciento rechaza pronunciarse sobre el significado de tal solemne día.

Entre la población ultra-ortodoxa y de fuertes convicciones religiosas la jornada es casi unánimemente considerada un día de purgación de pecados, mientras que entre los seculares esta idea es compartida por el 33 por ciento de los encuestados.

Los judíos observantes no deben beber ni comer durante Yom Kipur, pero tampoco utilizar aparatos eléctricos, cocinar, realizar ningún esfuerzo físico, usar calzado o vestimenta de cuero, emplear cosméticos, bañarse o ducharse, ni mantener relaciones sexuales.

Laicos y tradicionalistas respetan el silencio del también denominado "Sábado de Sábados" con un parón comercial en todas las zonas judías de Israel, y los lugares de ocio y centros de trabajo públicos y privados permanecen cerrados.

Los aeropuertos permanecen cerrados y tan sólo funcionan los servicios de emergencia y seguridad, que suelen estar en máxima alerta, y las calles se vacían de coches y quedan desiertas, convirtiéndose en el lugar perfecto para que los menos religiosos las disfruten de una libertad sin límites.