La tormenta Irwin cobró fuerza sobre el Océano Pacífico y pasó a ser el octavo huracán en la temporada del Pacífico oriental.

El Centro Nacional de Huracanes dijo el viernes que Irwin tenía vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros (80 millas) por hora y se centraba a 1.460 kilómetros (910 millas) al sudoeste del extremo sur de Baja California.

Se desplazaba en dirección oeste-noroeste a 17 kilómetros (10 millas) por hora.

Actualmente no hay alertas ni advertencias en vigencia.

Mientras tanto, la tormenta tropical Jova seguía fortaleciéndose gradualmente en el Pacífico. Tenía vientos máximos sostenidos de 85 kilómetros (50 millas) por hora y se centraba a 835 kilómetros (520 millas) al sudoeste de Manzanillo, México. Se movía hacia el oeste-noroeste a 19 kilómetros (12 millas) por hora. Jova podría convertirse en huracán el sábado.

En el Atlántico, el huracán Philippe estaba lejos de las costas estadounidenses y no se anticipaba que representase una amenaza.