Los dirigentes nacionales y regionales del conservador Partido Popular (PP) exponen hoy en la segunda jornada de la convención que celebran en la ciudad andaluza de Málaga (sur) las medidas que tomarán para sacar a España de la crisis, en caso de ganar las elecciones el 20 de noviembre.

"Empieza el cambio" es el lema de esta convención del principal partido de la oposición, al que todas las encuestas dan ganador en los próximos comicios generales.

El líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, llega a la reunión con un liderazgo reforzado y un partido unido tras haber sido muy cuestionado en sus propias filas después de su segunda derrota electoral en 2008.

La convención fue inaugurada ayer jueves por el expresidente del Gobierno español José María Aznar (1996-2004) con un discurso muy duro contra el gobernante Partido Socialista (PSOE) del que dijo "nos arruinan el presente y nos hipotecan el futuro".

Hoy, los protagonistas serán los poderosos presidentes regionales del PP, que gobierna en la mayoría de las comunidades autónomas españolas tras haber arrasado en las elecciones autonómicas y locales del pasado mes de mayo, en las que arrebató a los socialistas feudos tradicionales como Castilla-La Mancha y el ayuntamiento de Sevilla.

Los líderes regionales expondrán algunas de sus medidas económicas y sus recetas para afrontar la contención del gasto público y la revitalización de la situación financiera.

Algunos dirigentes nacionales del partido ya adelantaron que el PP tiene intención de hacer una "bajada selectiva" de los impuestos, que empiece por empresarios autónomos y pequeñas y medianas empresas (pymes).

Hoy, los debates se desarrollarán en varias mesas redondas centradas en temas como el estado de bienestar, la Administración como "motor de cambio", a las pensiones "sin recortes", además de la educación.