Cuba conmemoró hoy el "Día de las Víctimas del Terrorismo de Estado" con una jornada cargada de actos oficiales, acusaciones contra Estados Unidos y marcada por la liberación mañana de uno de los cinco agentes cubanos condenados en ese país por espionaje, que no podrá regresar aún a la isla.

El presidente Raúl Castro presidió en La Habana el acto central por esta jornada, cuyo objetivo es recordar y condenar los actos terroristas y en particular la voladura de un avión de Cubana de Aviación que explotó el 6 de octubre de 1976 y en el que murieron sus 73 ocupantes.

Familiares de esas víctimas -57 eran cubanos y en su mayoría deportistas- participaron también en ese acto oficial donde se demandó de Washington la extradición a Venezuela del anticastrista Luis Posada Carriles reclamado por La Habana y Caracas como autor intelectual del atentado.

En ese acto también se destacó el caso de René González, uno de los cinco agentes cubanos presos en Estados Unidos por integrar una red de espionaje y que será el primero en salir de la cárcel (mañana) tras cumplir 13 años de condena, aunque no podrá regresar a Cuba porque debe pasar tres años de libertad supervisada en territorio norteamericano.

En el discurso central del acto presidido por Raúl Castro, Mercedes López, del buró político del Partido Comunista cubano (PCC, único), criticó la "nueva injusticia" que comete Washington con esa "represalia adicional" y demandó del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que libere a los agentes y les permita regresar a la isla.

René González, que tiene ciudadanía estadounidense, fue detenido en Florida en 1998 junto con Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Fernando González y Ramón Labañino.

En un juicio celebrado en Miami en 2001, fueron declarados culpables de conspirar contra la seguridad nacional estadounidense dentro de una red de espionaje denominada "Avispa", y resultaron condenados a penas de entre quince años y dos cadenas perpetuas.

La Habana admite que eran sus agentes, pero que buscaban impedir actos terroristas contra la isla y no representaban una amenaza para Estados Unidos.

La esposa de René González, Olga Salanueva, dijo hoy a periodistas que desconoce cuál será "exactamente" el futuro inmediato de su marido porque se les ha informado de las condiciones generales de excarcelación supervisada en EE.UU. pero no de las "específicas".

"Tenemos un conflicto de sentimientos, por una parte termina una etapa, ya no está en la cárcel ni está sometido a los crueles castigos de los que siguen siendo víctimas los otros cuatro, pero sin embargo no lo podemos tener en casa", afirmó.

Los cinco agentes son considerados héroes por el Gobierno cubano y sus rostros están presentes por toda la isla en murales o carteles alusivos a su situación colocados en calles, escuelas, centros sanitarios y hasta en hoteles.

Decenas de escuelas, universidades y centros de trabajo organizaron este jueves concentraciones para recordar el 35 aniversario del atentado del avión de Cubana en Barbados y en algunas se leyó un editorial publicado en el diario Granma, portavoz oficial del PCC.

El periódico denuncia que desde hace más de 50 años Cuba "ha tenido que encarar una política de terrorismo de Estado criminal y sistemática" auspiciada por Estados Unidos.

Cuba, que declaró oficialmente el año pasado el 6 de octubre como "Día de las Víctimas del Terrorismo de Estado", sostiene que 3.478 de sus ciudadanos han muerto y 2.099 han quedado discapacitados por acciones terroristas auspiciadas por Estados Unidos en los últimos 50 años.