El secretario general de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe de Fútbol (Concacaf), el estadounidense Chuck Blazer, anunció hoy que tiene previsto renunciar al cargo a partir del próximo mes de diciembre.

Blazer, de 66 años, ocupa la secretaria general de la Concacaf desde 1990.

El dirigente estadounidense adelantó que su renuncia voluntaria será efectiva a partir del 31 de diciembre, pero seguirá ligado a la actividad dentro del fútbol internacional.

"Deseo buscar otras oportunidades en la creciente industria del fútbol internacional, en el que siempre me he sentido muy a gusto e identificado", destacó Blazer a través de un comunicado ofrecido por la Concacaf. "Mi pasión por el fútbol no ha disminuido y es el momento de explorar otros retos en este maravilloso deporte".

Blazer fue el directivo de la Concacaf que el pasado mayo denunció por corrupción y sobornos a su entonces jefe, el trinitario Jack Warner, que renunció a la presidencia del organismo futbolístico regional.

En su denuncia, Blazer dijo que Warner y el líder de la Confederación Asiática de Fútbol, Mohamed Bin Hammam, intentaron sobornar a dirigentes caribeños con 40.000 dólares para cada uno para que votaran por el qatarí en las elecciones presidenciales de la FIFA.

Después de las acusaciones de Blazer, Bin Hammam retiró su candidatura y Joseph Blatter fue reelecto como presidente de la FIFA, mientras que Warner renunció a todos sus cargos en el fútbol internacional y Bin Hammam fue suspendido de por vida.

"Administrar un organismo rector ha sido un trabajo increíblemente satisfactorio, pero hay muchas otras áreas del deporte en las que tendré un gran impacto como un alto dirigente", destacó Blazer.

El directivo estadounidense resaltó el gran desarrollo que se ha dado dentro de la Concacaf a todos los niveles y dijo sentirse satisfechos con los objetivos alcanzados.

"Estoy muy satisfecho por haber logrado todos mis objetivos, incluyendo ingresos sin precedentes, nuevas iniciativas en competencias y tecnología moderna en la administración", subrayó Blazer.

El directivo estadounidense indicó que mantendrá su puesto en el comité ejecutivo de la FIFA, que expira a mediados de 2013.