El piloto británico Jenson Button, de la escudería McLaren, logró el viernes los mejores tiempos en las sesiones de práctica para el Gran Premio de Japón de la Fórmula Uno.

Button registró un tiempo de un minuto y 31,901 segundos en la sesión vespertina en el circuito de Suzuka y aventajó por 0,174 de segundo al piloto español de Ferrari Fernando Alonso. En tercero se ubicó el alemán Sebastian Vettel, de la escudería Red Bull.

Button debe ganar la carrera del domingo y esperar a que Vettel no coseche puntos para mantener viva la lucha entre pilotos por el campeonato. De lo contrario, el alemán ganará su segundo título consecutivo.

"Apenas es viernes, pero el vehículo se siente bastante bien", dijo Button. "Siempre me gusta correr en Suzuka, especialmente cuando tienes un buen vehículo. Pero tenemos que mejorar mucho para poder competir con los Red Bulls, y ojalá podamos hacer eso durante la noche".

El compañero de escudería de Vettel, el australiano Mark Webber, se ubicó cuarto, seguido por el brasileño de Ferrari, Felipe Massa, los alemanes de la escudería Mercedes Michael Schumacher y Nico Rosberg, y más atrás el otro piloto de McLaren, el británico Lewis Hamilton.

Vettel, que ha ganado nueve de 14 carreras en esta temporada, mantiene una ventaja de 124 puntos sobre Button cuando quedan cinco carreras por disputarse y busca convertirse en el bicampeón más joven de la Fórmula Uno.

Button también tuvo el mejor registro en la sesión de práctica matutina.

Fue una jornada difícil para los pilotos de Williams, el brasileño Rubens Barrichello y el venezolano Pastor Maldondo.

Barrichello se estrelló y el auto de Maldonado se detuvo, por ello terminaron en 17mo y 21ro en las clasificaciones.

Otros latinoamericanos también participaron en las sesiones de prueba. El mexicano Sergio Pérez terminó con tiempo de 1:34,393 para ubicarse 13ro en la sesión de la tarde, seguido por el brasileño Bruno Senna, de Renault, con 1:34,557.

Vettel se fue por un costado en la curva Degner cerca del final de la sesión matutina y terminó golpeando las barreras. El alemán salió intacto del auto y corrió hasta la línea de pits, mientras su auto era sacado del lugar del accidente con daños en su alerón delantero.

"No fue un gran error por la mañana, pero en ese momento no estaba totalmente despierto y aquí pagas caros los errores", comentó Vettel. "Me salí y traté de detener el vehículo, pero le pegué al muro. No fue un gran choque, pero le ocasionó algún daño al vehículo. Afectó un poco nuestro plan, pero tuve una buena tarde".

Las pruebas de calificación para la carrera del domingo continuarán el sábado.