El promedio industrial Dow Jones subió 183 puntos el jueves en la Bolsa de Valores de Nueva York, luego de que el Banco Central Europeo anunciara que ayudará a los atribulados bancos del continente, y que se reportara un aumento de las ventas minoristas en Estados Unidos en septiembre.

Fue el tercer día consecutivo de ganancias. El Dow Jones ha subido 468 puntos desde el martes, o un 4,4%.

El Banco Central Europeo se comprometió a proporcionar préstamos ilimitados a un año a los prestamistas de la región hasta el 2013. El objetivo es proteger a los bancos del mal funcionamiento a corto plazo de los mercados de crédito, en el que los bancos se preocupan demasiado por la estabilidad financiera de los demás para otorgarse préstamos. El índice DAX alemán avanzó un 3,2%, y el CAC-40 francés subió un 3,4%.

Los préstamos también tienen como objetivo ayudar a proteger a los bancos en caso de que el gobierno de Grecia caiga en un incumplimiento de pagos de su deuda. Si esto sucede, el valor de los bonos griegos en manos de esos bancos probablemente caería en picada, lo que debilitaría el balance de los bancos y haría más difícil que ellos pudieran hacer préstamos.

Sin embargo el Banco Central Europeo decepcionó a algunos inversionistas al anunciar que mantendría sin variar las tasas de interés. Los analistas esperaban que el banco redujera las tasas a fin de estimular el crédito e impulsar la economía europea.

Target, Nordstrom, Macy's y otras tiendas reportaron cifras de ventas para septiembre que superaron las expectativas de Wall Street. Aunque parte de esas ventas fueron gracias a enormes descuentos, los analistas lo vieron como indicativo de que la economía estadounidense no está al borde de otra recesión.

"El mercado ha estado anticipando una recesión, pero el hecho de que los consumidores siguen gastando demuestra que lo más probable es que seguiremos cojeando con un crecimiento de 1% o 2%", dijo Brain Gendreau, estratega de mercado de Cetera Financial Group.

El índice Dow Jones ganó 183,38 unidades (1,7 para ubicarse en 11.123,33. Fue la primera ocasión en que el Dow ganó más de 100 unidades por tres días consecutivos desde la recuperación que comenzó el 11 de agosto.

Fue el 9no día consecutivo en que el Dow cerró con un movimiento ascendente o descendente de más de 100 puntos, la racha más larga de ese tipo desde noviembre del 2008, en medio de la crisis financiera. Los mercados han estado extraordinariamente volátiles a medida que los inversionistas reaccionan a los titulares más recientes que llegan de Europa.

El Standard & Poor's 500 avanzó 20,94 puntos (1,8 para quedar en 1.164,97 y el tecnológico Nasdaq subió 46,31 unidades (1,9%) para quedar en 2.506,82.

Las acciones de bancos de Estados Unidos aumentaron considerablemente después de que el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, dijo a un panel del Congreso que las empresas financieras estadounidenses tenían una exposición "muy modesta" a los problemas de la deuda de Europa. El Bank of America Corp. creció 8,9% a 6,28 dólares, la mayor ganancia entre las 30 acciones en el Dow. El Morgan Stanley avanzó 4,8% a 15,18 dólares.

El Departamento del Trabajo informó que las solicitudes de asistencia económica por desempleo aumentaron levemente el mes pasado a 401.000. Aunque ello indica que el mercado laboral sigue débil, el incremento fue menor a lo esperado y refleja que hay menos despidos. Usualmente, cuando las solicitudes de ayuda por desempleo caen por debajo de los 375.000, ello indica que el empleo está creciendo.

Los indicios esperanzadores en la economía estadounidense llevaron a los inversionistas a sacar su dinero de inversiones seguras. Ello impulsó el rendimiento de la deuda del gobierno estadounidense a medida que los inversionistas vendían bonos del tesoro. El rendimiento de los bonos del tesoro a 10 años subió el miércoles de 1,90% a 1,99%.

Las acciones de Corning Inc. subieron 7,1% a 13,50 dólares luego que la empresa anunció que aumentará su dividendo y acudirá a la compra de sus propias acciones para aumentar el valor del resto. Apple perdió 0,2% a 377,37 dólares en una jornada volátil tras la muerte del cofundador de la compañía Steve Jobs. Varios analistas vaticinaron que la empresa seguirá creciendo bajo la tutela del nuevo director, Tim Cook.

En otros mercados internacionales el FTSE 100 británico cerró con un alza del 3,7% a 5.291,26 mientras el CAC-40 francés avanzó 3,4% a 3.075,37 y el DAX alemán subió 3,2% a 5.645,25.

En Asia, el Nikkei japonés aumentó 1,7% a 8.522,63.