La red social Twitter se volcó hoy con el "visionario" Steve Jobs, cofundador de Apple, tras conocerse su muerte y se transformó en un enjambre de comentarios procedentes de cada rincón del planeta para agradecer a un "gran hombre" que cambió "de tantas formas" el mundo.

Jobs, de 56 años, murió este miércoles "pacíficamente y rodeado de su familia", después de luchar durante varios años contra el cáncer.

"Qué increíble vida y legado. Adiós a un gran hombre", "Fue el Albert Einstein de nuestra generación", "Siempre serás recordado como alguien que cambió el mundo".

Esos mensajes son sólo una muestra de los cientos de miles de elogios póstumos a Jobs, cuyos admiradores han encontrado en Twitter la mejor forma de homenajear a quien transformó los hábitos de consumo de varias generaciones con productos como el iPod, el iPhone o el iPad.

Intuitivo, innovador, brillante, genio y un sinfín de adjetivos más en mensajes de 140 caracteres para el hombre que dijo una vez en 2005: "Ten el coraje para seguir a tu corazón y a tu intuición".

Políticos, empresarios, líderes del mundo tecnológico y empleados de Apple se han mostrado apenados por la muerte de Jobs, pero también miles de ciudadanos anónimos que ya no se imaginan la vida sin un Mac o un iPhone cerca.

De orígenes humildes e hijo de una madre soltera, Jobs fue uno de los padres de la revolución informática del nuevo siglo, capaz de transformar Apple en un gigante del sector y en una de las compañías más rentables del mundo.

Jobs superó un cáncer de páncreas en 2004 y solicitó una baja médica en enero de 2009 para tratar algunos "desequilibrios hormonales", aunque luego se supo que se había sometido a un trasplante de hígado en abril de ese año.

En enero de 2011 anunció que se tomaba un permiso temporal para centrarse en sus problemas de salud, de nuevo sin dar detalles, pero los rumores sobre su estado, a los que contribuyó su extrema delgadez, aumentaron cuando en febrero fue fotografiado en la clínica donde recibió tratamiento por cáncer de páncreas el fallecido actor Patrick Swayze.

El pasado 24 de agosto renunció a su cargo como consejero delegado de la empresa sin explicar los motivos, aunque dejó entrever que su salud había jugado un papel relevante a la hora de tomar la decisión.

Jobs murió un día después de que Apple presentase la última versión del iPhone, el 4S, que tal vez recibió ese nombre, según las especulaciones de algunos twiteros, en homenaje a Steve ("four S" suena en inglés muy parecido a "para S").