El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, advirtió hoy que unos 25.000 antiguos paramilitares y guerrilleros podrían regresar a las armas sino se aprueba una ley de justicia transitoria presentada por el Gobierno al Legislativo.

"La alternativa, y eso es lo que quisiera que los honorables congresistas y el país entendieran, la alternativa a ese proyecto de acto legislativo es que podríamos ver a más de 25 mil personas reintegradas, siendo nuevamente reclutadas por las bandas criminales o por la propia guerrilla", indicó Santos.

El mandatario dijo que esa situación ya se está viendo en el país, y lanzó la advertencia al intervenir este miércoles en el Primer Encuentro Internacional de la Cuenca del Pacífico realizado en Cali (suroeste).

"Están comenzando a llamarlos (a rebeldes y paramilitares) a decirles: el Gobierno no les va a cumplir. Regresen aquí y sigamos delinquiendo. Esa es la verdadera alternativa a este proyecto", insistió el presidente colombiano.

Santos aludió al proyecto que pretende hallar soluciones de fondo a los obstáculos presentados en la aplicación de la llamada Ley de Justicia y Paz, marco legal para la desmovilización de miembros de grupos armados.

Esta reforma constitucional también ha sido llamada "ley marco para la paz" y, según Santos, se podría haber prestado a malas interpretaciones.

"Se le ha querido señalar como un proyecto que busca perdonarles los pecados a los paramilitares, como un proyecto que busca investir a la guerrilla de poderes políticos. No hay tal. Lo que se busca es simplemente crear un piso jurídico para culminar con éxito el proceso de reintegración, que va por buen camino", aclaró Santos.

El martes el ministro de Justicia y del Derecho, Juan Carlos Esguerra, explicó a los congresistas de la Comisión Primera de la Cámara, la necesidad de aprobar una norma que proporcione las bases jurídicas para cimentar procesos de paz realistas y estructurados.

"Tenemos que tener la imaginación suficiente para diseñar un esquema fundamental de justicia transicional teniendo en cuenta que nos ha tocado implementar uno no después del conflicto sino durante el conflicto", dijo Esguerra.

Santos también reveló que de los más de 53 mil reintegrados, ya hay casi 10 mil que están con un trabajo normal y ese número sigue aumentando.

"Pero todo esto se viene al traste si ese proyecto no pasa. Por eso mi llamado es a que reflexionemos. Voy a hacer un intento de convencer a aquellos congresistas que no sé por qué motivo, realmente no entendí si hay alguna desinformación o si no han entendido el alcance" de la iniciativa.

Para Santos, se trata de "un proyecto de gran importancia para la seguridad del país".