Policías de una municipalidad del estado norteño de Nuevo León permitieron al cartel de las drogas de Los Zetas utilizar la cárcel local para mantener a víctimas secuestradas, informó un funcionario estatal.

El vocero en materia de seguridad de Nuevo León, Jorge Domene, dijo el jueves que cuatro policías de la municipalidad de Juárez fueron detenidos y están sujetos a prisión preventiva por el caso.

El funcionario estatal refirió que la actuación de los policías salió a la luz pública esta semana cuando autoridades estatales y federales liberaron a dos personas que permanecían secuestradas presuntamente por Los Zetas y quienes permanecían en las celdas municipales.

Juárez es una municipalidad en las afueras de Monterrey, capital de Nuevo León y a unos 900 kilómetros al norte de la ciudad de México.

"Se dice que estaban al servicio de la banda delictiva de Los Zetas y es parte de la investigación que se está llevando a cabo", dijo Domene, sin revelar la identidad de los policías detenidos.

Nuevo León, en particular Monterrey y sus alrededores, ha padecido en los últimos años de la violencia del narcotráfico, atribuida a una disputa entre los antiguos aliados de Los Zetas y el Cartel del Golfo.

En distintos momentos y varios lugares del país han sido detenidos policías por sus presuntos nexos con el narcotráfico, lo cual ha llevado a las autoridades federales a insistir en la necesidad de someter a sus cuerpos de seguridad a un proceso de depuración permanente.

En Nuevo León, la autoridad estatal retuvo el fin de semana 172 policías de siete municipios, incluido Juárez, para someterlos a exámenes de control y confianza.

Domene dijo que del total, la Procuraduría acordó someter a prisión preventiva a 73 de ellos por su presunta participación en delitos como secuestro, homicidio y espionaje de autoridades para el crimen.

En la ciudad de México, el presidente Felipe Calderón inauguró un foro sobre seguridad y señaló que de no enfrentarlo a tiempo, se corre el riesgo de que el crimen organizado desplace al Estado.

"Hemos actuado apenas a tiempo en México para frenar al crimen organizado en sus etapas iniciales, a pesar de que en algunos pueblos, en algunas zonas del país, haya alcanzado un grado de penetración prácticamente simbiótica con algunas autoridades", dijo el mandatario que al llegar al poder en 2006 lanzó una ofensiva contra los carteles de las drogas.

Uno de los puntos claves de la estrategia de Calderón ha sido el despliegue de militares y policías federales. Ha dicho que la presencia de fuerzas federales se mantendrá hasta en tanto los estados del país no cuenten con las policías e instituciones capaces de enfrentar por sí mismas al crimen.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino