Al menos 10 muertos provocó el jueves la caída a un abismo de un minibús que llevaba a niños de edad preescolar, padres de familia y maestros de regreso a su pueblo tras un viaje de excursión, informó la policía.

El accidente ocurrió en la madrugada en la zona de Matucana, distante a ocho kilómetros al este de Lima. El minibús transportaba de regreso al pueblo de San Mateo a un grupo de niños, de un centro educativo de nivel inicial, que había visitado el principal parque zoológico de la capital.

Por causas no determinadas, el vehículo se salió de la pista y rodó hacia un abismo de 120 metros de profundidad, quedando completamente destruido.

La policía de Carreteras informó que 10 personas murieron, entre ellas 8 adultos, incluso el chofer, y dos niños de 5 y 6 años de edad. Asimismo, otras 20 personas resultaron heridas, la mayoría niños de entre 4 y 10 años.

La Primera Dama Nadine Heredia expresó en su cuenta de Twitter su pesar por lo ocurrido

"Comparto el dolor y tristeza de los padres que perdieron a sus niñitos esta madrugada en el accidente de Matucana", dijo.

Los accidentes de carretera son frecuentes en Perú por la imprudencia de los choferes, el mal estado de las carreteras y la informalidad que impera en el sector de transportes.