El presidente de EE.UU., Barack Obama, afirmó hoy que China ha "intervenido" en los mercados financieros para que su divisa, el yuan, cotice por debajo de su valor real de mercado.

En una rueda de prensa ofrecida hoy en la Casa Blanca, Obama acusó a China de haber "jugado" con las prácticas comerciales "en su beneficio y en perjuicio de otros países, en especial de EE.UU.".

"La manipulación de su divisa es un ejemplo, o al menos intervenir en los mercados de divisas de modo que su moneda cotice por debajo del valor que el mercado dictaría normalmente. Eso hace sus exportaciones más baratas y nuestras exportaciones hacia ellos más caras", indicó el presidente estadounidense.

Las declaraciones de Obama se producen cuando el Senado se prepara para votar un proyecto de ley de sanciones comerciales a China en represalia por su política sobre el yuan.

La Casa Blanca ha advertido de que esa iniciativa podría perjudicar las relaciones con Pekín y entrar en conflicto con las obligaciones internacionales de EE.UU.

Obama reiteró hoy esas preocupaciones, al indicar que "no quiero una situación en la que aprobamos leyes simbólicas, a sabiendas de que probablemente no pasarán el filtro de la OMC, y mientras tanto se imponen sanciones contra las empresas estadounidenses".

"Tenemos un buen argumento, pero tenemos que presentarlo de manera que sepamos que va a ser efectivo", agregó.

Los senadores que defienden la medida alegan que la cotización del yuan equivale a un subsidio del 25 por ciento en los productos chinos.

China anunció en junio de 2010 que permitiría una flotación más libre de su divisa, que EE.UU. considera que se mantiene artificialmente baja, lo que beneficia a las exportaciones chinas y perjudica a las estadounidenses.