La Iglesia católica nicaragüense festejará el próximo 22 de octubre el día del beato Juan Pablo II con una misa campal en la que exhibirán reliquias del santo padre, quien en dos ocasiones visitó Nicaragua, informaron hoy fuentes eclesiásticas.

El obispo de la diócesis de Granada, Jorge Solórzano, dijo a través de una declaración escrita enviada a Efe que ese día unos 10.000 jóvenes participarán en una eucaristía campal en la ciudad de Boaco (centro) y en la culminación de la peregrinación de las reliquias de Juan Pablo II.

La ceremonia se realizará en las afueras de una parroquia edificada en honor al beato, con el lema "Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe", precisó.

"Nosotros queremos concluir la peregrinación de las reliquias" de Juan Pablo II, "reuniendo a toda la juventud porque el Papa ama a los jóvenes y nosotros queremos hacer este tributo", señaló el obispo.

Solórzano indicó que el 21 de octubre celebrarán una vigilia y un día después la misa campal, que será presidida por él.

Anunció que los grupos juveniles amenizarán con rezos, música cristiana y misa desde el 21 de octubre hasta el amanecer, cuando celebren el día del beato Juan Pablo II.

Ornamentos religiosos y ropajes con el sudor del santo padre se venerarán en la misa campal.

"En los tiempos que Nicaragua vive, yo creo que hay que acercarse mucho a Dios y rogar por el futuro del país, ser misioneros y darle esperanza a esta juventud y a la población en general", añadió Solórzano.

El papa Juan Pablo II (1920-2005) fue proclamado beato el 1 de mayo pasado.

Karol Wojtyla estuvo en Nicaragua por primera vez en marzo de 1983, cuando en este país centroamericano gobernaba el régimen sandinista.

En esa ocasión Juan Pablo II amonestó públicamente al poeta y sacerdote trapense Ernesto Cardenal, por mezclar la religión con la revolución sandinista, y durante una misa ofrecida en una plaza de Managua tuvo que gritar "silencio" a las turbas que gritaban "queremos la paz" y "poder popular", en medio de la eucaristía.

Nicaragua en 1983 vivía una guerra civil entre la "Contra", financiada por Estados Unidos, que combatía desde las montañas a los sandinistas, aliados de la extinta Unión Soviética y Cuba.

El actual mandatario, Daniel Ortega, también fue recibido en el Vaticano en visita de Estado mientras los sandinistas gobernaban.

Juan Pablo II visitó Nicaragua por segunda vez en febrero de 1996, cuando gobernaba Violeta Chamorro (1990-1997).

En Nicaragua el 58 % de la población profesa la fe católica, de acuerdo con el último censo de población del Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide), elaborado en 2005.